El escrito detalla cómo fue el incidente que protagonizó esta mañana el futbolista de Racing en el municipio de Lanús. 


Ricardo Centurión, futbolista de Racing, protagonizó esta mañana un nuevo escándalo extra futbolístico al pasar un semáforo en rojo, negarse al test de alcoholemia e intentar sobornar a un oficial de tránsito de la Municipalidad de Lanús.

Con su acto de imprudencia, el atacante de la “Academia” puso en riesgo a un grupo de chicos que iban a una escuela de la zona.

En consecuencia, los agentes de tránsito lo siguieron, lo detuvieron y el futbolista se negó a realizarse el test de alcoholemia, por lo que le secuestraron su camioneta negra BMW.

Acto seguido, los uniformados de turno le labraron un acta policial que se filtró en las últimas horas, cuyos detalles son imprescindibles para entender lo sucedido.

En la misma se constata que, a pesar de que los efectivos policiales lo demoraron, Centurión se dirigió con insultos y amenazas hacia las autoridades.  

Según se observa en un video, el ex Boca Juniors intentó sobornar al oficial de tránsito de la Municipalidad de Lanús a cargo del operativo.

En el diálogo con el oficial, Centurión intentó “arreglar” el episodio, al que catalogó como una “boludez”, pero el oficial que lo filmaba se negó.




Comentarios