Alicia Kirchner viajó a Europa en medio de la grave crisis en Santa Cruz



La gobernadora se tomó diez días de licencia y no asistió a la reunión de mandatarios provinciales con Macri.

En el contexto de una grave crisis en Santa Cruz, provincia afectada por serios problemas financieros, de salud y educativos, entre otros, la gobernadora Alicia Kirchner decidió tomarse vacaciones.

En una decisión que despertó críticas de diversos sectores políticos y gremiales, la jefa del Gobierno Provincial, que en un mes cumplirá dos años en su cargo, se tomó diez días de vacaciones en Europa.

A pesar de que el uso de la licencia está contemplado en la Constitución de Santa Cruz, el momento en que decidió ausentarse Kirchner generó malestar: se fue cuando se hizo la reunión de gobernadores con el presidente Mauricio Macri.

El vicegobernador Pablo González asistió el jueves en representación de Santa Cruz a la reunión de los mandatarios provinciales con Macri en la Casa Rosada

El destino fue España, según fuentes oficiales. Eligió la aerolínea Iberia. Acompañada por una amiga, se tomó diez días de la licencia anual que le corresponde como gobernadora. Según aseguraron en su entorno, es la primera vez que se toma vacaciones desde que se hizo cargo de la provincia.

La cuñada de la ex presidenta Cristina Fernández retomará la agenda de trabajo el martes próximo, una fecha en que la provincia debe conseguir 500 millones de pesos para terminar de pagar los sueldos de la administración pública.