El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha insistido en su negativa a imponer un confinamiento a causa de la COVID-19, a pesar de que el país ha registrado en los últimos días los peores datos de toda la pandemia.

El mandatario habló en conferencia de prensa para actualizar la situación de la vacuna contra la COVID-19 en Estados Unidos, sus primeras declaraciones públicas en ocho días. La última vez que dio una rueda de prensa denunció el "fraude" cometido en las elecciones del 3 de noviembre.

Conferencia de prensa del presidente Donald Trump (EFE/)

En esta ocasión, Trump tampoco ha reconocido su derrota en los comicios, pero abrió la puerta insistiendo en que "su Administración" no impondrá confinamiento alguno.

"Mi Administración no impondrá un confinamiento. Con suerte, pase lo que pase en el futuro ¿quién sabe qué Administración será?. Supongo que el tiempo lo dirá, pero puedo decirles que esta Administración no impondrá ningún confinamiento", ha dicho desde el Jardín de las Rosas de la Casa Blanca.

"Este Gobierno no, bajo ninguna circunstancia, impondrá un confinamiento", ha hecho hincapié, aunque ha señalado que permanecerá "vigilante", según informó la cadena de televisión "CNN".

El presidente Donald Trump habla desde el Jardín de las Rosas en la Casa Blanca (AP)

La mayoría de los medios estadounidenses proyectan que las elecciones se han saldado con 306 votos a favor de Biden y 232 a su favor. Para ganar los comicios, se necesitan un total de 270.

El presidente estadounidense, Donald Trump aseguró que espera muy pronto una autorización para el uso de emergencia de la vacuna anti-Covid de Pfizer, Estados Unidos es el país más golpeado por la pandemia de COVID-19 del mundo, tanto en número de contagios como en número de fallecidos a causa de la enfermedad.

Trump puntualizó que la autorización podría tener lugar a fines de año a dos vacunas y dos terapias anti-Covid, agregó Moncef Slaoui, jefe científico de la operación "Warp Speed", que coordina la estrategia del gobierno en el tema. Trump expresó asimismo que el gobierno no entregará la vacuna a Nueva York cuando esté disponible, apuntando el dedo contra el gobernador del estado Andrew Cuomo.

"Cuomo deberá decirnos cuándo está listo porque no entregaremos la vacuna a un estado que no desea proporcionarla inmediatamente a sus habitantes" "El no se fía del hecho de que la vacuna llegue de esta Casa Blanca", agregó Trump, "de esta Administración.

Así que no la entregaremos hasta que tengamos autorización para hacerlo", dijo "La vacuna estará disponible para la entera población de Estados Unidos en abril", aseveró Trump.

En lo referente a la controversia sobre el resultado de las elecciones presidenciales, Trump solo atinó a decir que "el tiempo dirá quién asumirá el cargo en enero".