La tecnología permite cada vez más encontrar soluciones novedosas a problemáticas tan antiguas como el tiempo mismo. Pero esta vez, en Japón, las cosas tomaron aires de ciencia ficción con una medida de control animal que ya se volvió viral en redes sociales.

Es que en la ciudad de Takikawa, en la isla norteña de Hokkaido, lobos robot fueron desplegado con un objetivo: ahuyentar a los osos salvajes que hace tiempo amenazan cada vez más el campo.

Los lobos robots son una solución para ahuyentar a los osos salvajes. (Foto: REUTERS)

Se trató de dos cuadrúpedos mecánicos, los cuales fueron adquiridos en septiembre tras quejas de vecinos por osos en sus vecindarios. Las invasiones de estos animales están en su punto más alto en cinco años, con decenas de ataques que, en dos casos, llegaron a ser fatales.

Estos robots poseen detectores de movimiento y pueden emitir luces y sonidos. (Foto: REUTERS)

El "Monstruo Lobo", como se conoce al modelo robot de defensa, parece ser todo un éxito: no se han reportado más avistamientos en Takikawa. Poseen detectores de movimiento y pueden emitir luces y sonidos tanto de lobo como de máquinas para ahuyentar a las amenazas.

Los lobos robots están inspirados en el lobo extinto japonés. (Foto: REUTERS)

Inspirados en el lobo japonés, hoy ya extinto en el país, ya se han fabricado más de 70 unidades desde el 2018. Otra vez Japón demuestra que ante los desafíos, la tecnología y el ingenio pueden ser los mejores aliados.