El gobernador bonaerense Axel Kicillof afirmó hoy que el desalojo del predio de la localidad de Guernica que se concretó esta mañana "se hizo con todos los cuidados posibles para evitar heridos y situaciones de violencia" y afirmó que "es falso" que se les dio a las familias que participaron de la toma un monto de dinero, tal como informaron ayer algunos medios periodísticos.

"En Guernica hubo una denuncia judicial y luego una orden de desalojo que estaba vigente desde hacía mucho tiempo. La policía simplemente actuó como auxiliar de la justicia para llevar adelante esa orden", dijo el gobernador Axel Kicillof respecto al desalojo del predio del partido de Presidente Perón, del que fueron desalojadas desde las 6 de la mañana las familias que quedaban tomando el terreno.

Kicillof, que habló en Bahía Blanca, donde participó de las actividades oficiales por los cien años de la Cooperativa Obrera, se refirió también a "las tapas de los diarios" de ayer, que dijeron "algo que era falso", y que además "sabían que era mentira", respecto al monto que dijeron que el Gobierno bonaerense iba a entregar a las familias desalojadas.

El desalojo en Guernica (Foto: AFP)

"Dijeron que íbamos a dar 50 mil pesos a cada uno de los que estaba en la toma, un programa que existe desde el 2003, que se renovó en 2007 y luego en 2009", señaló y agregó que "el monto para distribuir tope era de 30 mil pesos en 2009" y "simplemente se actualizó".

"El monto total que está previsto en el programa, si uno lo divide por lo que dicen los diarios, alcanzaba en total de acá a fin de año para 180 personas. Evidentemente no era ni para Guernica", dijo.

Agregó que "nadie de Guernica tuvo ofertas con este programa, porque el desalojo estaba puesto de antes, es una mentira y yo la atribuyo a la intención de generar presiones totalmente equivocadas para enardecer a la gente con una mentira", dijo Kicillof.

"Es una situación compleja. Unos nos criticaron por no desalojar el primer día, otros por hacer acuerdos con las familias, pero pusimos el máximo empeño en dar una solución", aseveró el mandatario bonaerense al tiempo que asumió "los problemas genuinos" que tienen esas personas.

Esta mañana a partir de las 6, se desalojó a las familias que quedaban ocupando un predio de unas 200 hectáreas de propiedad privada, ubicado en Guernica, partido de Presidente Perón. El predio permanecía ocupado desde el 20 de julio último, y en un momento fueron unas 2.000 familias provenientes de diversos distritos bonaerenses las que allí se instalaron.

Desalojo en Guernica (Foto: REUTERS/Agustin Marcarian)

Respecto a la situación en el predio, el gobernador explicó que "en Guernica hubo una denuncia judicial y luego una orden de desalojo que estaba vigente desde hacía mucho tiempo".

"Solicitamos varias prórrogas y, en el medio hicimos un censo, identificamos que había 1.904 familias. Dispusimos instrumentos para ver si el desalojo se desarrollaba voluntaria y pacíficamente", explicó Kicillof respecto a los pasos que se fueron tomando para resolver el problema en forma pacífica, y acorde con las necesidades de las familias.

Kicillof relató que se les dio a las familias "diferentes respuestas" a los problemas planteados y explicó que, tras el trabajo de un grupo multidisciplinario, "se construyó una solución a la que adhirieron 734 familias" que abandonaron el predio y luego se inscribieron en un registro provincial para poder acceder a una vivienda.

"La segunda prórroga terminaba mañana. El juez y el fiscal entendieron que había que ejecutar el desalojo, que se hizo con todos los cuidados posibles para evitar situaciones de violencia", añadió. Luego, planteó que "si la decisión judicial no se implementaba, la política entraba en desacato" y reiteró que "se llevó adelante con todos los cuidados posibles".

"El juez tomó la decisión y nosotros la ejecutamos de la manera más cuidadosa posible", finalizó.

Con información de Télam