El lunes, los participantes de Masterchef Celebrity recibieron la visita de un ayudante: un familiar de cada uno que se sumó a las preparaciones de clásicos platos argentinos. A Claudia Villafañe le tocó hacer un postre Balcarce con la ayuda de Dalma Maradona, su hija mayor.

Las dos trabajaron muy ordenadamente, Dalma siguió fielmente cada instrucción de su mamá, a pesar de que ninguna de las dos había hecho nunca esta preparación. Pero a pesar de la presión, no se dejaron doblegar. "Vamos que Claudia viene muy bien en la competencia, hay mucha presión sobre vos", le dijo Santiago del Moro a Dalma.

A la hora de la devolución, se mostraron optimistas, pero el jurado no fue tan benévolo. Ante la mirada penetrante de Germán Martitegui, Claudia le dijo a su hija: "No tengas miedo. Germán mira serio, fijo, pero es bueno", mientras Dalma reconocía "Tengo unos nervios".

El jurado le dijo a la joven que probara el postre, y ella reaccionó con rechazo: "Ay no, por favor. No como dulce de leche", dijo ante la sorpresa de todos.

"No come dulce de leche", ratificó su mamá, pero Martitegui le metió presión: "El destino de tu madre está en tus manos", y a Dalma no le quedó otra: se llevó un bocado de postre a la boca y reconoció: "Espectacular".

Luego explicó que tenía que irse porque su hija Roma la esperaba en casa. "Perdón que me tengo que ir, pero tengo una bebé que es la primera vez que dejo tanto tiempo, entonces estoy como desesperada", dijo, y se retiró.

Finalmente la noche no terminó tan bien para Claudia, que quedó al borde de obtener un delantal gris y quedar en puertas de la eliminación, aunque al final zafó, y el que recibió la mala noticia fue Fede Bal, que cocinó junto a su novia Sofía Aldrey.

"No tengo a Dalma para abrazarla y agradecerle, pero este triunfo y esta subida al balcón es también de ella", cerró Claudia.