La aerolínea low cost Flybondi cuestionó la decisión del Gobierno de no habilitar el aeropuerto de El Palomar, lugar en el que aterrizan y despegan las aerolíneas low cost. Desde la compañía afirmaron que los argumentos son maliciosos y rechazó la resolución del Organismo Regulador del Sistema Nacional de Aeropuertos.

En un comunicado publicado en su página web, Flybondi indicó: "Si bien la aerolínea aún no fue notificada oficialmente ni se conoce ningún detalle sobre el alcance de esta medida sobre el Aeropuerto Internacional El Palomar, se sobreentiende que la misma apuntaría a que no continúe operativo para ningún tipo de operaciones de transporte aéreo regular de pasajeros, provocando así el traslado de las operaciones de la compañía a Ezeiza".

Flybondi

En este marco, la compañía expuso: "Flybondi expresa su más absoluto rechazo a esta decisión, cuyos argumentos son íntegramente impugnables y maliciosos; pero lo que es más grave aún, es que deja al descubierto el desmanejo regulatorio y la ausencia total de planificación y coordinación, generando dos claros damnificados: los pasajeros y los trabajadores".

El presidente de la aerolínea, Esteban Tossutti, señaló: "Su decisión demuestra el poco respeto hacia los pasajeros que adquirieron tickets para volar desde El Palomar y que hasta último momento no saben desde donde saldrá su vuelo, sumado a los miles de pasajeros que sólo pueden viajar en avión si lo hacen desde un aeropuerto al que pueden llegar en transporte público".

Aerolínea Flybondi

En este marco y ante la preocupación de la posible pérdida de "miles de puestos de trabajo", el comunicado concluyó diciendo: "Vamos a solicitarle a las autoridades la revisión de esta medida y realmente esperamos que puedan tomar decisiones idóneas, que pongan en el centro a los pasajeros, a los empleados y al trabajo genuino".