Los valores de alquileres temporales de viviendas de veraneo subieron alrededor de 50% respecto del año pasado. Además, según fuentes del sector inmobiliario, hay una alta demanda de casaquintas en el Gran Buenos Aires debido a las restricciones para ir a la Costa en el marco de la pandemia.

"Casaquintas y casas en barrios privados están al tope de las preferencias, tanto para veraneo como para vivienda permanente", de acuerdo con un relevamiento de la Cámara de Empresas de Servicios Inmobiliarios (Camesi).

El informe señaló que tanto el 84% de las inmobiliarias como el 77% de los operadores consultados, indicaron un aumento de entre 30 y 50% en los valores para alquileres temporales de propiedades de veraneo, en GBA y la Costa Atlántica.

Los precios de los alquileres para el verano subieron hasta un 50% en relación al 2019. (web)

Según el presidente de la entidad, el martillero y desarrollador Alejandro Ginevra, "esta demanda se da en un marco de excepción en el que muchos argentinos, que acostumbraban a veranear en países vecinos como Uruguay, este año no podrán hacerlo dado que, por la pandemia, no se les permitiría el ingreso".

Al respecto, el asesor inmobiliario Daniel Zampone dijo a Télam que "los alquileres en la Costa subieron en promedio un 30% respecto del año pasado". En cambio, por una una casa en un country tradicional o barrio cerrado del Gran Buenos Aires hoy están pidiendo alrededor de 3.000 dólares, un 50% más en dólares respecto del año pasado".

Otro de los efectos surgidos por estos meses de aislamiento queda reflejado en el informe, puesto que casas con patio, con parrilla y con estudio, están al tope de las preferencias.

Los precios de los alquileres para el verano subieron hasta un 50% en relación al 2019. (Foto: Clarín)

Por su parte, el desarrollador Horacio Ludigliani afirmó que "al analizar la posibilidad de que la pandemia se extienda, el público se inclina por alquilar por un año una casa en las afueras de la Capital".

"Tanto casaquintas como countries están con lista de espera. Los aumentos de los alquileres son constantes", observó y agregó que "desde los últimos anuncios de que habrá temporada, también comenzó la demanda por casas y departamentos en la Costa empujando el precio más de un 40% respecto del año pasado".

Fuente: Télam.