También se registraron muchos más nacimientos con huesos adicionales, según una reciente investigación.


Según un estudio de investigación, los bebés están naciendo cada vez más frecuentemente sin muelas del juicio debido a la continua evolución de los seres humanos.

Los científicos australianos descubrieron que las personas están experimentando una microevolución en la que se pueden observar cambios evolutivos durante un corto período de tiempo.

La Dra. Teghan Lucas, de la Universidad Flinders en Adelaide, dijo que las caras se están volviendo mucho más cortas, con mandíbulas más pequeñas, lo que significa que hay menos espacio para los dientes. Esto está sucediendo con el tiempo, ya que hemos aprendido a utilizar el fuego y a procesar los alimentos más.

cuidado de dientes (web)

La investigación también encontró que algunas personas nacen con huesos adicionales en los brazos y piernas, así como con caras más cortas, o con conexiones anormales de dos o más huesos en los pies.

Además, la investigación del Dr. Lucas, junto con los profesores de la Universidad de Adelaida Maciej Henneberg y Jaliya Kumaratilake, mostró un “aumento significativo” en la prevalencia de la arteria mediana desde finales del siglo XIX.

La arteria se forma mientras el bebé está en el útero y es el vaso principal que suministra sangre al antebrazo y la mano, pero desaparece durante la gestación y es reemplazada por las arterias radial y cubital. “Esta tendencia evolutiva continuará en los nacidos dentro de 80 años, y la arteria mediana se volverá común en el antebrazo humano”.

La Sra. Lucas dijo que el estudio demuestra que los seres humanos están evolucionando a un ritmo más rápido que en cualquier momento de los últimos 250 años.

“Los cambios en las presiones de selección natural que actúan sobre estas características anatómicas específicas podrían haber causado estos procesos microevolutivos”, suponen los autores del estudio.


En esta nota:

Salud


Comentarios