Alberto Fernández aceptó finalmente blindar su gobierno con el apoyo del Partido Peronista y la CGT. La crisis económica que no cede y la pandemia estabilizada en un alto casos de contagios y muertes, empujaron a Fernández a aceptar una posibilidad que en diciembre pasado, cuando recién asumió el Gobierno nacional, veía innecesaria. El peronismo anunció que el 17 de octubre le pedirá a Fernández que sea el próximo presidente del PJ, siguiendo así la tradición de Carlos Menem, Eduardo Duhalde y Néstor Kirchner (no así Cristina Fernández), que aceptaron el máximo cargo partidario en simultáneo con el ejercicio del Poder Ejecutivo nacional.

El acto para evocar El Día de la Lealtad se ajustará a los tiempos que se viven. El condimento tradicional será aportado por el marco del acto: el salón Felipe Vallese, el auditorio del emblemático edificio de la CGT en la calle Azopardo. Alberto Fernández dijo que asistirá. Se habilitarán apenas 30 butacas de las 300 que tiene el auditorio, que alcanzarán para la cúpula de la CGT, algo para el Consejo nacional del PJ y el resto para funcionarios del gobierno. ¿Y los manifestantes?

Alberto Fernández en un plenario con la CGT. (Clarín)

La CGT y el PJ apuestan por una app para dotar de masividad virtual al acto. Cuando el co-secretario de la CGT, Héctor Daer (el aliado más confiable de Fernández en el mundo sindical), tiró la idea de hacer un acto masivo que evocara la gesta peronista del 17 de octubre y a la vez sirviera para refrendar el apoyo al gobierno del Frente de Todos, la iniciativa no convenció al Presidente: Las críticas oficialistas a las sucesivas marchas opositoras por no respetar los cuidados sanitarios quedarían desautorizadas ante un acto callejero masivo pro-gobierno. La modalidad virtual fue aceptada en la Casa Rosada. Santiago Cafiero, como jefe de Gabinete, admitió entonces que la idea de que Fernández presida el PJ tiene "un peso simbólico indiscutible".

Cafiero confirmó este viernes en la reunión donde el Consejo Nacional del PJ el visto bueno de la Casa Rosada. Por zoom, unos setenta dirigentes peronistas apoyaron nombrar a Fernández como el sucesor de José Luis Gioja al frente del partido que compone una de las columnas del Frente de Todos.

Alberto Fernández y la CGT.

La reunión del peronismo contó con los ministros González García, Wado de Pedro y Agustín Rossi. También con los gobernadores Alberto Rodríguez Saá, Domingo Peppo, Juan Manzur, Axel Kicillof, Sergio Uñac y Gildo Insfran. Otros presentes fueron los referentes sindicales Héctor Daer, Antonio Caló, José Luis Lingeri, Hugo Yasky y Ricardo Pignanelli.

Los titulares partidarios de las provincias también dieron su apoyo y la promesa de sumarse a la movilización virtual. Entre ellos estuvo Oscar González, quien comprometió al PJ cordobés para la cita del 17 de octubre, aun cuando el gobernador Juan Schiaretti mantiene, a contramano de sus pares peronistas, la distancia con el gobierno nacional.

“En reunión del Consejo Nacional del Partido Justicialista decidimos ofrecerle la Presidencia del Partido a nuestro gran presidente Alberto Fernández para acompañar el camino de la reconstrucción de nuestra querida Argentina”, dijo Gioja al terminar la cumbre partidaria. El Consejo avaló su idea: que Fernández encabece una lista de unidad, integrada por los distintos sectores del peronismo.

La app del millón

No habrá, entonces, "patas en la fuente de la Plaza de Mayo", ni bombos callejeros, ni los clásicos colectivos naranjas que movilizan manifestantes peronistas desde los barrios del conurbano. Los organizadores esperan que una aplicación aporte "un millón o más" de asistentes al acto en la CGT.

Ya trascendieron algunos detalles. Se sabe que la aplicación VirtualMOV será la plataforma que permitirá la asistencia remota de la militancia del Frente de Todos.

La herramienta digital fue diseñada por la productora Superacción, de Javier Grosman, el exfuncionario de Cultura de la segunda presidencia de Cristina Fernández que organizó los festejos del Bicentenario -con un sello estético particular- y también puso en marcha de Tecnópolis.

"La herramienta completa para producir Movilizaciones Masivas Virtuales en el espacio digital", dice el sitio virtualmov.com.

Los organizadores esperan que una aplicación aporte “un millón o más” de asistentes al acto en la CGT.

La aplicación permite el acceso (ilimitado) de personas, que, una vez logueadas, pueden participar de manera interactiva del acto. Un globito en un mapa marca la presencia del logueado. El conteo de los manifestantes es certificado por Google y Amazon.

Alberto Fernández se reincorporó al PJ en el verano de 2019. Por entonces, ya era el principal operador político de Cristina Fernández, y José Luis Gioja lo invitó a integrarse a la Mesa de Acción Política. Antes se habían sumado Felipe Solá, Daniel Scioli, Alberto Rodríguez Saá, Agustín Rossi y Hugo Moyano, todos llegados desde distintos rincones del peronismo. El Frente de Todos empezaba a tomar forma.

Algunos interpretan el próximo acto del 17 de octubre como un paso decisivo en la conformación del “albertismo”, apoyado en las patas de la CGT, el PJ y los gobernadores (a quienes empezó a visitar con anuncios de obras públicas con fondos nacionales, en medio de la puja por fondos coparticipables con la Ciudad de Buenos Aires). Otros lo ven como un gesto pragmático ineludible. Con el frente judicial alterado, la economía en crisis, la pandemia que no da tregua y, además, quejas (dichas por lo bajo) dentro del propio gobierno respecto a algunas de sus políticas, llevaron al Presidente Fernández a aceptar el blindaje de sus aliados.

Por Horacio Aizpeolea Corresponsalía Buenos Aires