La diputada manifestó su indignación sobre el escándalo sexual que protagonizó Juan Emilio Ameri durante la sesión.


La diputada de Consenso Federal, Graciela Camaño, manifestó hoy su indignación sobre la sesión de la Cámara Baja que terminó en escándalo luego de que el diputado nacional por Salta Juan Emilio Ameri fuera visto en la videoconferencia realizando actos sexuales con la cámara encendida mientras se debatía la ley de Defensa de los Activos del Fondo de Garantía de Sustentabilidad.

“No lo puedo creer, no puede creer que se sea tan mala persona, para que muestre de manera tan displicente una intimidad a la sociedad, que tiene todos los padecimientos. No puedo creer que la dirigencia argentina llegue a estos niveles de bajeza y podredumbre“, dijo Camaño en diálogo con TN.

Y agregó: “No puedo creer que ahora se justifique diciendo ‘no sabía que no tenía señal’. Quiere decir que él estaba de joda mientras nosotros trabajábamos“.

Graciela Camaño

Honestamente siento una profunda vergüenza, creo que esto ensucia a todo el cuerpo y en tiempos en que la sociedad está carente y donde la política aparece privilegiada porque sigue teniendo trabajo, porque sigue cobrando un sueldo”, añadió.

Por último, agregó que el hecho hasta le hizo replantearse su rol dentro de la política: “No puedo menos que sentir una enorme vergüenza por lo que acaba de pasar en la Cámara de Diputados. Estoy replanteándome qué voy a hacer con mi vida porque es increíble lo que ha sucedido“.

Y concluyó: “Es una barbaridad lo que acaba de suceder. Es una falta de respeto a los ciudadanos, a las personas que están en padecimiento hoy en la Argentina, y una falta de respeto hacia todos aquellos que tenemos este cargo con responsabilidad, que sentimos que es un honor representar”.




Comentarios