Ocurrió en Hurlingham. Por el hecho, hay dos detenidos por el crimen.


Un hombre que era empleado de la AFIP fue asesinado de una puñalada en el abdomen por delincuentes que le robaron una bicicleta eléctrica en la que circulaba en la localidad bonaerense de Hurlingham. Por el crimen, detuvieron a dos sospechosos, según informaron fuentes policiales.

El crimen ocurrió en la calle Pablo Pizzurno al 300, en esa localidad del noroeste del Gran Buenos Aires, por donde la víctima, identificada por la Policía como Mariano Figueroa, se movilizaba a bordo de una bicicleta con motor, a pocos metros de su vivienda.

En esas circunstancias, delincuentes sorprendieron a Figueroa con fines de robo y luego lo apuñalaron en el abdomen, tras lo cual huyeron con la bicicleta eléctrica de color negra y otros objetos personales de la víctima.

Vecinos del lugar llamaron de inmediato al 911 y solicitaron una ambulancia, cuyo personal constató la muerte del hombre a raíz de la herida de arma blanca que sufrió.

Efectivos de la comisaría 1ra. de Hurlingham acudieron a la zona y tras entrevistarse con la esposa de Figueroa, irradiaron el alerta, tras lo cual un móvil observó que en el cruce de Solís y el arroyo Morón sospechosos estaban con el rodado robado.

Tras recabar las imágenes de una cámara de seguridad ubicada a una cuadra de la casa de la víctima, los investigadores observaron a dos jóvenes que pasaban caminando, quienes por sus prendas de vestir y fisonomía coincidían con los dichos de los testigos, por lo que pudieron identificarlos y detenerlos.

El dolor de la viuda

La esposa del trabajador de la AFIP que fue asesinado de una puñalada mientras le robaban su bicimoto, contó que tras el hecho su marido llegó a avisarle que lo habían atacado y que murió en sus brazos antes de ser trasladado a un hospital.

Me dijo que lo habían asaltado, que lo apuñalaron, y se tocó, se apretó y estaba lleno de sangre, yo no sabía qué hacer“, relató esta mañana en diálogo con TN la mujer de Mariano Figueroa, Gladys, sobre el momento en que la víctima se acercó hasta su casa luego de haber sido atacado por los ladrones.

Gladys explicó que llamó a la Policía para que llevaran a su esposo a algún centro asistencial de la zona, pero que Figueroa falleció antes de la llegada de la ambulancia al lugar. “Se cayó, se murió en mis brazos”, recordó.

Por otro lado, el cuñado de la víctima comentó que conocen a los imputados por el crimen, Lautaro Nicolás Fernández (41) y su sobrino, Marcos Andrés Frizzo (32), ya que viven “a dos cuadras” del domicilio de Mariano.

El dolor es saber que es gente que uno conoce, no puede ser que no se hayan dado cuenta de que era Mariano, nos arrebataron su presencia por nada“, concluyó.


En esta nota:

Policiales Inseguridad


Comentarios