Hay diferencias regionales de más de 200 % en precios de la canasta de alimentos utilizada por VíaPaís.


La canasta de alimentos más cara del país es la que se consigue en los supermercados de Ushuaia, donde un conjunto de 41 productos para consumo mensual de una familia cuesta $23.197,50. Esos mismos artículos cuestan $18.110,42 en las góndolas de Corrientes.

El dato puede parecer una verdad de Perogrullo, ya que es sabido que el costo de vida en la ciudad más austral del mundo es más elevado que en otras regiones. Pero es apenas una muestra de las fuertes dispersiones de precios que se detectan en un país extenso y variado como la Argentina.

Cajera de supermercado.

Las significativas variaciones entre las góndolas de una ciudad y otra suelen obedecer a la incidencia de los costos de transporte –acentuada mientras mayor es la distancia respecto de las zonas de producción o procesamiento–, pero también al grado de concentración del comercio local, que se traduce en mayor o menor competencia.

La comparación de precios, sobre la base de una canasta que desde hace una década releva La Voz del Interior, fue realizada por el diario cordobés y por VíaPaís en 26 ciudades durante la última semana de julio. Se tomó una lista de artículos que se encuentran en supermercados a lo largo y ancho del país, y se detectaron diferencias de precios de hasta casi el 300 % para un mismo producto.

(Municipalidad de La Plata)

El listado está compuesto por 41 productos entre los que se incluyeron alimentos, bebidas y elementos de limpieza e higiene de la misma marca o similar calidad. Esta selección fue en base al consumo promedio mensual de una familia de clase media conformada por cuatro integrantes.

Sin tener en cuenta el precio de las frutas y vegetales en el relevamiento, la Ciudad Autónoma de Buenos Aires se coloca en la zona con mayores costos: $20.259,51, mientras que la capital correntina, sigue siendo la de menor gasto, y se necesitaron casi $4.500 menos para comprar los dichos productos.

Los valores más altos de frutas y verduras los encontrás en el Sur 

En cuanto al costo de los vegetales, las localidades cordobesas de Arroyito y Río Primero se presenta con mejores precios. Para comprar 38 kilos de diferentes variedades de frutas y verduras se necesita menos de $2300. La contra cara a esta situación, se ve en Ushuaia, que para comprar lo mismo se necesitan casi $3800. En la capital sureña se encuentran los valores más caros en este rubro, por ejemplo: el kilo de papa se consigue casi $80 mientras que en Río Primero, cuesta casi 60 pesos menos.

Góndolas de Ushuaia (Municipalidad de Ushuaia).

Otra ciudad que presentó valores altos en verduras es Paraná: en promedio el precio del kilo de cebolla ($98) y lechuga repollada ($178), duplican y cuadruplican los valores mínimo registrados en Bahía Blanca y Corrientes respectivamente.

En Caleta Olivia el kilo de tomate perita se consigue en promedio por $139, lo que lo hace el punto más caro; mientras qué en Arroyito en promedio se paga casi 90 pesos menos. La zanahoria más barata, la encontramos en Salta capital, mientras que en Punta Alta, sudoeste de la provincia de Buenos Aires, el valor es casi de un 95 % más: llega a $130.

En los elementos de limpieza e higiene también se nota la dispersión de precios

En medio de la pandemia por coronavirus, uno de los hábitos que incorporamos y realizamos con mayor frecuencia es desinfectar todas las superficies con las que estamos en contacto: la lavandina se volvió parte indiscutido de este ritual. En este aspecto los mendocinos son quienes cuentan con el menor valor del mercado ($44,45) mientras que en la capital pampeana su costo en julio fue 45 % más caro.

En los supermercados, como en todos los rubros, se sintió el efecto de la cuarentena.

El jabón líquido para lavar la ropa más caro lo tiene Paraná, mientras que en Arroyito el producto se consigue por $135, casi 100 pesos menos que en la capital entrerriana. En cuanto al detergente para lavar los platos, el precio mínimo que se registró, en Posadas y Rafaela, ronda los $58, mientras que en Punta Alta supera los $240.

Para la higiene personal, el champú de menor valor se registró en Corrientes ($105) mientras que en CABA este producto es casi un 70% más caro. La pasta dental fue otro elemento incluido en la lista: los sanjuaninos tienen la más económico ($76,38), mientras que en Mar del Plata roza los 200 pesos. 

Los productos de almacén no son la excepción

El precio de la yerba es otro que registra variantes a en diferentes puntos del país, el kilo más barato se registró en la ciudad de Azul, mientras que en Corrientes y La Calera (CBA) se la consigue un 35 % más caro. Y el aceite más económico se lo encontró en las góndolas de Mendoza, mientras que el de mayor valor lo tiene Salta, en promedio 97,25 pesos más.

Comercios y supermercados de Mendoza.

Si se analizan los precios de los productos de almacén encontramos que el kilo de harina de consigue a menor precio promedio en Córdoba capital ($37,46), mientras que en Punta Alta, provincia de Buenos Aires, su valor se duplica. Rosario es la segunda ciudad con el precio de este producto más elevado: $69,39

Una diferencia aún mayor se ve en el pan, pero tenemos que trasladarnos al norte, mas precisamente a Tucumán, donde este producto cuesta en promedio $192. Esta cifra no se asemeja a los valores que se ven en los super de Corrientes, donde el valor equivale a un cuarto de aquel: $49,90.

Comercios y supermercados de Mendoza.

El precio de los tallarines varía notoriamente y los dos extremos se registraron en suelo cordobés: el valor promedio de un paquete de medio kilo en la capital es de $84,38, mientras que a unos 250 kilómetros, en San Francisco, ciudad de fuerte impronta italiana, se los consigue a la mitad.

En los lácteos también se ven diferencias

Al viajar a Santa Cruz, en Caleta Olivia encontramos el queso rallado a menor valor: $41 el sobre de 40 gramos; mientras que en Ushuaia se lo paga un 164% más.

Supermercados en cuarentena

En el norte, en San Miguel de Tucumán, la manteca, según este relevamiento, es un 68 % más cara que el mismo producto en Bahía Blanca. Otra dispersión se registra en el precio de la leche: en Río Primero, el litro se paga un 45 % más que en suelo bahiense.

Variaciones en los cortes de carne

Los cortes de carne son muy variados pero si nos basamos la carne picada, el mayor precio se registra en Tres Arroyos, el mismo es un 96 % más elevado que el promedio en Bahía Blanca. Mientras que el kilo de pollo más caro lo encontramos en La Rioja ($144,50) y el menor en Río Primero, una diferencia del 72 %.

Supermercados (Diario Textual)

Este relevamiento, que sigue una metodología propia –no equiparable con la de un organismo especializado en medición de precios–, se propone analizar la evolución mes a mes de los costos en las góndolas a lo largo y ancho del país.

Los productos incluidos en la canasta corresponden a la misma marca y cantidad u otras de similares características cuando las previstas no se consiguen en la región:

  • Harina 000
  • Yerba 
  • Azúcar
  • Pan Francés 
  • Arroz en caja
  • Tallarines
  • Galletitas de agua
  • Café para filtro
  • Aceite girasol
  • Gaseos
  • Puré de tomates
  • Huevos color
  • Nalga de novillo
  • Carne picada
  • Costeleta ancha novillo
  • Jamón cocido
  • Leche en sachet
  • Queso cremoso
  • Queso rallado
  • Manteca
  • Jabón ropa líquido
  • Papel higiénico
  • Champú
  • Detergente
  • Pañales
  • Lavandina
  • Jabón de tocador
  • Desodorante corporal
  • Pasta dental
  • Afeitadoras descartables
  • Papa
  • Tomate perita
  • Cebolla
  • Acelga
  • Lechuga repollada
  • Zanahoria
  • Anco
  • Manzana
  • Banana
  • Naranja



Comentarios