Corren vientos de cambio en River Plate. El martes, el club anunció que haría reformas en el Monumental y que por eso no podría volver a jugar allí, por lo que los encuentros previstos para este año podrían disputarse en el predio que tienen en Ezeiza.

River deberá informar estos cambios a la Conmebol. Por la Copa Libertadores, se enfrenta el 30 de septiembre ante Sao Paulo y el 20 de octubre al ecuatoriano Liga de Quito, por el Grupo D.

"Para el torneo local vamos a utilizar el predio de Ezeiza, seguro", dijo un alto dirigente a La Nación, y aclaró que para los encuentros internacionales deberán esperar la autorización de Conmebol. "No es imposible, trataremos de que nos dejen jugar", dijo. Y es que el predio de Ezeiza debería ser reacondicionado en tiempo récord para las transmisiones televisivas de la Libertadores. Y si la Conmebol no autoriza, debería alquilar un estadio.

Los jugadores de River Plate y Deportivo Binacional en marzo de 2020, en los actos protocolarios de un partido del Grupo D de la Copa Libertadores, en el estadio Monumental (EFE/Juan Ignacio Roncoroni)

La principal novedad de las reformas en el Monumental es que ya no estará la clásica pista de atletismo que rodea la cancha y que tantas veces alojó vueltas olímpicas, a pie o a bordo de un micro descapotable.

El campo de juego se bajará hasta alcanzar el nivel óptimo que indicó el estudio geotécnico que se hizo, y se construirá un nuevo túnel único para las salidas al campo de juego de locales y visitantes. Con todo esto, en el futuro habrá tribunas más cerca del césped, indicó La Nación.

"La obra se enmarca en el plan anual previsto de refacciones, que se financian con ingresos corrientes del club y será cancelada durante el transcurso de los próximos doce meses. En cuanto a los plazos, estará finalizada a comienzos de 2021", informó el club.

Vuelta olímpica de River en 2014 luego de vencer por 5 a 0 a Quilmes (EFE/Juan Roncoroni)

El gran salto de calidad vendrá de la mano del nuevo césped híbrido que se instalará en la cancha, de última generación y con un sistema de aireación utilizado en los mejores estadios del mundo: un césped natural reforzado con tecnología de inyección de fibra.

Esto permitirá más horas de uso, el aireado ayudará al desarrollo de las raíces así a tener un pasto más saludable y fuerte, y con menos gasto de mantenimiento. Además, se podrá controlar la humedad en la superficie y remover en segundos los excesos de agua.