La ley no contó con el apoyo de la oposición. Se trata de una modalidad que creció como consecuencia del coronavirus.


Con 40 votos a favor y 30 en contra, el Senado aprobó este jueves, sin el apoyo de la oposición, la ley de teletrabajo. Se trata de una modalidad laboral en auge como consecuencia de la pandemia de coronavirus.

Entre los puntos salientes de la ley se encuentra:

– Entrará en vigencia después de 90 días contados a partir de que el Gobierno declare el fin de la cuarentena.

– Las personas que teletrabajan tienen los “mismos” derechos y obligaciones que quienes trabajan presencialmente. En este sentido, su remuneración no podrá ser inferior a la que percibirían si el trabajo se realizara de manera presencial.

– Los trabajadores no pueden ser obligados a aceptar esta modalidad contractual, excepto en “casos de fuerza mayor”.

– La normativa también otorga el derecho a la desconexión digital, lo que significa que “no se podrán exigir tareas ni contactar con los trabajadores fuera de la jornada laboral

– Establece que la jornada laboral debe pactarse previamente por escrito, en el contrato de trabajo.

– El empleador deberá proporcionar el equipamiento “adecuado” para que el trabajador pueda desarrollar su trabajo y tendrá que compensar los gastos derivados de la conectividad.

– Los trabajadores que tengan a alguien a su cargo menor de 13 años, con discapacidad o ancianos, y que convivan con la persona trabajadora y requieran asistencia específica, la normativa indica que tendrán derecho a horarios compatibles con las tareas de cuidado y/o interrumpir la jornada.

– El consentimiento prestado por la persona trabajadora para pasar a la modalidad del teletrabajo es reversible en cualquier momento de la relación laboral.


En esta nota:

Politica Teletrabajo


Comentarios