Luciano Rodríguez estaba persiguiendo a un motochorro que le había robado el celular.


El hombre que chocó y mató a otro automovilista el miércoles, cuando perseguía a un motochorro que le había robado el celular, en Gerli, aseguró en su indagatoria que no sabía que circulaba en contramano ya que no conocía la zona.

Luciano Rodríguez (39), fue indagado este jueves por la fiscal Solange Cáceres, a cargo de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 3 descentralizada en Avellaneda, quien solicitó la detención formal del imputado por el delito de “homicidio culposo agravado” en perjuicio de Mauro Alberto Varela (37).

El delito endilgado a Rodríguez prevé prisión de 3 a 6 años a quien causare una muerte cuando “estuviese conduciendo en exceso de velocidad de más de treinta 30 kilómetros por encima de la máxima permitida en el lugar del hecho, o violare la señalización del semáforo o las señales de tránsito que indican el sentido de circulación vehicular, o con culpa temeraria”.

Según relató Rodríguez a la fiscal, el delincuente le quitó su teléfono y comenzó a perseguirlo por una zona que no conocía, por lo que no sabía si iba de contramano, tras lo cual chocó el auto de Peralta.

Fuentes policiales y judiciales confirmaron que el ladrón en moto que le arrebató el celular a Rodríguez y era perseguido por él, continuaba aún prófugo.

“Ese hecho ocurrió en jurisdicción de Lanús, donde la policía local está trabajando para identificarlo y poder detenerlo”, confió a Télam uno de los investigadores.

En tanto, León, un amigo de Rodríguez, contó que Luciano trabajaba “todo el día” como repartidor de mercadería comprada por internet y que el hecho ocurrió a las 12.20 cuando estaba yendo a su casa a buscar “dos o tres empanadas para almorzar”.

Había salido de un problema de adicciones. Él pudo salir adelante y estaba rehaciendo su vida de la mejor manera. Nadie lo puede creer del grupo de amigos. Estaba en su mejor momento. Era una persona muy cariñosa, de un gran corazón.”, dijo León.

“Ese tipo tiene que pagar. Yo espero que se muera, que por lo menos vaya preso, que pague por el delito que cometió. Es un hijo de puta asesino”, señaló.

Para el amigo, “no fue emoción violenta, fue un asesinato”, y agregó: “Él venía con un arma con volante, a todo lo que da, en contramano, no hay atenuantes. Él iba consciente de lo que hacía, él iba persiguiendo a un delincuente y venía con su señora. Se creía héroe y acá nadie tiene derecho a ajusticiar a nadie, por un celular o por lo que fuese“.

“Evidentemente lo quería chocar y matar al de la motito. Bueno, mató a alguien, ahora que lo pague“, concluyó.

El hecho ocurrió el miércoles al mediodía en el cruce de avenida Camino General Belgrano y Basavilbaso, en Gerli, partido de Avellaneda. Un delincuente a bordo de una moto le sustrajo un teléfono celular a Rodríguez, que se movilizaba en un auto Chevrolet Cruze rojo.

El damnificado tomó la decisión de perseguir a alta velocidad al “motochorro” durante varias cuadras hasta que tomó de contramano la calle Basavilbaso. Pero al llegar al cruce con el Camino General Belgrano, avenida doble mano, el auto impactó contra el Volkswagen Fox gris que conducía la víctima Varela, quien salió despedido del vehículo y murió casi en el acto.

Con información de Télam.


En esta nota:

Policiales Choque


Comentarios