En medio de un conflicto entre el Sindicato de Obreros Marítimos Unidos (SOMU) y las cámaras pesqueras, 500.000 kilos de langostinos que se echaron a perder debieron ser tirados a la basura en Puerto Madryn, debido a un bloqueo a la salida de camiones. Las imágenes.

Los videos que circulan fueron registrados el domingo. El lunes, el Ministerio de Trabajo dictó la conciliación obligatoria, pero el sindicato decidió no acatarla y los trabajadores continúan con retención de actividades, aunque levantaron los cortes y bloqueos en las salidas de camiones.

Raúl Durdos, secretario general de SOMU, indicó a La Nación que el sindicato finalmente se comprometió este miércoles a acatar la conciliación, y los empresarios de las cámaras pesqueras a sacar los tangoneros congeladores. "Nosotros cumplimos, salieron los barcos de merluza y vieira que teníamos retenidos y salieron todos los fresqueros, ahora esperamos que ellos cumplan", señaló.

El conflicto surgió porque las cámaras del sector pidieron que se modifique el valor de referencia del langostino en dólares que figura en el convenio colectivo que rige a los tangoneros congeladores. Según ellos, los precios corresponden a valores de 2016 y están atrasados.

Desde el SOMU, en tanto, consideran inaceptable la "quita del 40% en la participación por producción del langostino". Se trata de una parte variable del salario, que está dolarizada y que se suma a un monto fijo en pesos.