El intendente, Fernando Espinoza, resaltó el cumplimiento del aislamiento social estricto por parte de los vecinos.


El intendente del municipio bonaerense de La Matanza, Fernando Espinoza, anunció este viernes que se van a reforzar los controles de circulación en accesos y puntos clave del partido, con la promesa de pasar de fase en 15 días “si bajan los contagios” de coronavirus.

El jefe comunal remarcó que las medidas de mayor control y restricciones a la circulación “es nada más que por un tiempo y dentro de 15 días, si baja la curva de contagios, comenzaremos otra fase”.

Durante el anuncio de nuevos puntos de control y operativos en el municipio más poblado de la provincia de Buenos Aires con casi 2.400.000 habitantes, Espinoza resaltó el cumplimiento del aislamiento social estricto en el distrito.

La mayoría de los vecinos cumple con restringir la circulación y con el protocolo de distanciamiento, de aislamiento y el uso de barbijos. Les pedimos que sigan como hasta hoy. Solo los trabajadores esenciales pueden viajar en el transporte público. Los exceptuados lo pueden hacer en forma privada. Sabemos de la importancia del Estado local, el provincial y el nacional respecto a los controles, pero lo más importante, es la concientización de toda la ciudadanía”, aseguró en un comunicado oficial.

Con respecto a la situación sanitaria en ese distrito, Espinoza sostuvo que “el pueblo de La Matanza cumple la cuarentena con conciencia y responsabilidad” y por eso las estadísticas indican que ese populoso partido “está muy por debajo de la media del conurbano bonaerense en contagios”.

“Debemos enorgullecernos de las estadísticas que tenemos, exitosas respecto a otros lugares del mundo, aunque toda muerte es una desgracia para las familias argentinas”, afirmó.




Comentarios