La actriz mexicana contó detalles de la producción de Amazon Prime y cómo analiza a Nené, su personaje en la serie.


La actriz mexicana Paulina Gaitán pasó a ser conocida en las últimas semanas por su papel en la serie El Presidente (Amazon Prime Video), la cual trata del FIFA Gate del año 2015. Gaitán contó sus sensaciones tras el estreno de la serie y su opinión sobre su actuación como Nené, la esposa de Sergio Jadue (Parra) quien fuera presidente de la Asociación Nacional de Fútbol Profesional de Chile (ANFP).

Me llamó la atención el personaje de Nené, una mujer tan fuerte y poderosa, con las cosas tan claras. Sabe a dónde quiere llegar, quiere un nivel alto y constantemente impulsa a su marido, Sergio Jadue (Andrés Parra), para poder crecer con ella. Sabe que es más fácil crecer con su marido que sola”, explico, sobre su papel, en una entrevista con Ciudad. La actriz de 28 años se destacó como la esposa y socia del informante clave del FBI para desbaratar la red de corrupción en el fútbol mundial.

Serie El Presidente.

¿Qué tanto le gusta el fútbol a la mexicana que también en reconocida en Estados Unidos? “La verdad es que no me gusta, no crecí viéndolo en mi casa. Respeto mucho el deporte y a la gente que le gusta, y a los hinchas. Recuerdo haber escuchado el resonante caso de corrupción de la FIFA en 2015. Pero no era un tema que me interesara mucho, entonces no me adentré”. También, analizó sobre su personaje y sobre el tema que abarca la serie en sí: “Creo que el poder intoxica a las personas. Y me da miedo, me cuestiono muchas cosas al hacer esta serie y me pregunto qué habría hecho y de haber estado en esa posición de Nené. Creo que el ser humano es fácil de corromper y esta serie no solo habla de la pelota rodando, sino que tiene temas más profundos y en un tono de comedia. Eso me parece maravilloso porque la gente no se va a sentar a ver el drama de la FIFA, al contrario”.

La actriz también dijo cómo fue el desafío de interpretar el acento chileno en tan poco tiempo y sin haberlo conocido de antes. “Siempre es un reto complicado porque se está en una línea muy delgada al hacer acentos. La gente puede creer que es una burla y se tiene que hacer desde un lado de respeto, un trabajo real bien hecho. Tuve muy poco tiempo, porque llegué a Chile un sábado y el lunes estaba filmando como Nené. Nunca había ido a Chile, no tenía amigos chilenos ni una sola referencia. Me quitó el sueño durante un mes y pico hasta lograr acoplarme a este acento, que además no es el argentino, el cubano, o el colombiano, que son los que tenemos más presentes en México. Tuve que arrancar desde cero y creo que hice un buen trabajo, estoy satisfecha con el acento que logré”.




Comentarios