A partir de la fórmula de movilidad, el alza acumulada de marzo y junio terminó siendo del 10 a 19,9 por ciento.


Con el incremento del 6,12 por ciento en las jubilaciones y pensiones a partir de junio y para todas las categorías, la jubilación mínima será de 16.864 pesos y el haber máximo a 118.044 pesos. Sin embargo, registrarán una pérdida de ingresos con relación a la fórmula de movilidad suspendida, cuya diferencia será más grande a medida que el monto jubilatorio sea mayor.

Así las cosas, los que cobran el haber mínimo arrancan con un “rojo” de $ 541, que llega a $ 14.032 mensuales para aquellos que perciben el haber máximo.

Esta situación se da debido a que con la fórmula suspendida el aumento acumulado de marzo y junio hubiera sido del 23,72 por ciento (11,56% en marzo y 10,9% en junio) frente al incremento del 19,9% para la mínima y el 10% para la máxima.

Aumento para los jubilados. (AFP)

El anuncio fue realizado este lunes en Casa de Gobierno y estuvo a cargo de los titulares de Trabajo, Claudio Moroni; y de la Anses, Fernanda Raverta, quienes explicaron que con el aumento otorgado por decreto presidencial, las jubilaciones mínimas registran desde marzo un incremento del 19,9 por ciento.

Por esta razón, el Defensor de la Tercera Edad, Eugenio Semino planteó que “este nuevo aumento” no hace más que mantener el achatamiento de la pirámide que se había consolidado a principios de año con la suspensión de la movilidad jubilatoria.

“No se trata entonces de discutir si el porcentaje otorgado le gana o no a la inflación del último período, sino de dejar en claro que según la suspendida ley de movilidad la totalidad de los jubilados y jubiladas deberían estar recibiendo un porcentaje mayor, en algunos casos mucho mayor”, agregó.

Cabe recordar que el aumento incluye además a las pensiones no contributivas, a la asignación universal por hijo, la asignación universal por embarazo y las asignaciones familiares.




Comentarios