Los ahorristas y empresas sacan de a U$S70 millones por día de los bancos.


Los depósitos en dólares que tienen las personas y las empresas en los bancos están en caída y sin signos de recuperación, mientras se incrementa la incertidumbre sobre el tipo de cambio y el futuro de la economía argentina.

El último dato publicado por el Banco Central (del 11 de mayo) indica que los depósitos en billetes estadounidenses en los bancos están en los 17.313 millones. Es el registro más bajo desde el 7 de noviembre de 2016.

Ese nivel, el menor en casi 42,8 meses, está un 46,7% por debajo del récord histórico de depósito en dólares registrado el 9 de agosto de 2019, el último día hábil previo a las elecciones primarias para la Presidencia.

Desde entonces, en sólo 9 meses, se fueron de los bancos públicos y privados de la Argentina unos 15.179 millones de dólares. Algunos ciudadanos se los llevaron a cajas de seguridad, otros a la casa, al exterior (hay 3.000 millones de dólares de argentinos en el Uruguay) o los vendieron para usar los pesos.

Desde el 20 de marzo cuando se inició el aislamiento social, preventivo y obligatorio en la Argentina, ahorristas y empresas se llevaron de los bancos unos 794 millones de dólares (una caída del 4,4%). Muchos también para financiarse en medio de la crisis.

AME2015. SAO PAULO (BRASIL), 13/02/2020.- Vista de billetes de dólares este jueves en la ciudad de Sao Paulo (Brasil). El ministro de Economía de Brasil, Paulo Guedes, defendió este miércoles la tasa de cambio afirmando que es “bueno para todo el mundo”, en un día en que la divisa estadounidense alcanzó su cuarto récord consecutivo frente al real brasileño. La bolsa de Sao Paulo avanzó este miércoles un 1,13 % y su índice Ibovespa, referencia del parqué, cerró en los 116.674 puntos, mientras que el dólar estadounidense marcó un nuevo máximo histórico frente al real brasileño, el cuarto consecutivo. EFE/ Sebastiao Moreira

Hay que tener en cuenta que por el operativo contra el Covid-19, no se pudo retirar dólares de los bancos entre el 20 de marzo y el 17 de abril. Se priorizó la operatoria de ventanilla para otras transacciones, como el pago a jubilados.

Durante ese período los depósitos pasaron de 18.107 millones de dólares a 18.289 millones. Pero desde que el retiro fue rehabilitado, hubo una caída de depósitos de 976 millones de dólares, a un ritmo promedio de 69,7 millones de dólares por día.

Según un informe de la consultora Fiel, lo que ocurre es un reflejo de la incertidumbre económica. Y esto se agravará, dice el análisis, si la Argentina va a un default de su deuda. Y esto se notaría más en la fase pospandemia dificultando la recuperación.

Pero de inmediato, una declaración de default dispararía la desconfianza y aumentaría la aversión, por lo que se dispararía la brecha cambiaria, bajarían más los depósitos en dólares y se reduciría el crédito para operaciones de comercio exterior.

La economista Agustina Gallardo (consultora Contexto) consideró que por un lado “se puede asumir que la tensión alrededor de la negociación de deuda genera un aumento de la incertidumbre, también expresada en la brecha cambiaria” que saltó al 103% el viernes.

“También, por todo lo que fue el inicio de la pandemia, con la actividad prácticamente paralizada y la ruptura de la cadena de pagos, es posible pensar que se usaron algunos ahorros para cubrir costos”, expresó Gallardo.

Para el analista financiero Christian Buteler, la situación responde al “aumento de la desconfianza” sobre el futuro de la economía y “la incertidumbre por lo que pueda pasar” a partir del impacto de la pandemia en una economía que ya venía golpeada.

Entiende que hay personas o empresas que pueden estar retirando dólares para venderlos con la idea de hacerse de pesos para financiar gastos corrientes, pero no cree que este sea el motivo mayoritario, dado que la tendencia de caída de depósitos vienes desde agosto.

“Esto puede acelerarse y no solo en un escenario de default, sino porque la economía argentina siga así, como ahora, con una crisis cada vez más profunda. Toda la incertidumbre, quieras o no, en algún momento se refleja en estas variables”, opinó Buteler.

De los datos del sistema financiero relevados por el Banco Central se desprende que al menos durante la cuarentena, los ahorristas y las empresas no han salido del dólar para ir al peso como instrumento de ahorro. Los plazos fijos en moneda local sólo aumentaron un 0,2%, (3.580 millones).

Analistas de la consultora financiera First Capital Group indican que los depósitos totales en pesos dentro del sector privado aumentaron 8% en abril. El 85% de ese incremento estuvo explicado por el avance de las cajas de ahorro y cuentas corrientes, con alzas de 13% y 12%, respectivamente.

Se observa allí un cambio en la composición de los depósitos en pesos. Ante la baja de ingresos genuinos de la mayoría de los sectores de la actividad, los agentes económicos necesitaron dejar más dinero al alcance de la mano y para disponer de él en cualquier momento.

La suba de depósitos a plazo estuvo impulsada por los plazos fijos tradicionales y los pre-cancelables que aumentaron 24% en el mes. Sin embargo, se produjo una disminución de los saldos inmovilizados de 6% producto de depósitos a plazo que no fueron renovados o retirados de los bancos.




Comentarios