La medida fue tratada por todos los ministros de Educación provinciales, y será ratificado el viernes en la reunión del Consejo Federal Educativo.


La 23 provincias y la Ciudad Autónoma de Buenos Aires acordaron este lunes, descartar cualquier tipo de evaluación numérica o de concepto a los alumnos sobre los contenidos que le fueron impartidos por sus docentes durante el período en el que se mantengan suspendidas las clases presenciales. La decisión fue tomada en base a la pandemia de coronavirus, y sobre el escenario previsto para la vuelta a las clases en agosto.

Fuentes del Ministerio de Educación de la Nación aseguraron que el acuerdo, que será refrendado por la Asamblea del Consejo Federal de Educación el viernes próximo, establece que la enseñanza brindada a los alumnos será “de carácter formativa, sin valor para la acreditación de saberes sino en función de una mejor orientación en el proceso de enseñanza y aprendizaje”.

Por su parte, el Consejo Federal de Educación se reunirá el viernes próximo luego de varias semanas de diálogo para refrendar cuestiones básicas sobre la continuidad pedagógica, el sistema educativo y su respuesta ante la suspensión de clases presenciales provocada por la pandemia de coronavirus.

estudian desde casa. Escuela en casa.

Sobre esto, se adelantaron cuestiones prioritarias que se tratarán este viernes como la entrega de 20.000 computadoras en las próximas siete semanas para aquellos alumnos que hayan acreditado la ausencia de esta herramienta tecnológica en el marco del programa Juana Manso.

También señalaron que en junio próximo darán a conocer los resultados del Operativo Aprender 2019.

Además, manifestaron que desde el Ministerio aseguraron que “se rechazarán las pruebas estandarizadas”, por lo que se tomarán los resultados de la muestra censal de octubre del año pasado como “un indicador más”, y se los difundirá junto a otros datos estadísticos para tener una realidad de la escuela secundaria.

Otro aspecto muy importante a tratarse por el Consejo, el viernes próximo, serán las promociones de año o grado en este contexto de suspensión de clases por pandemia.

(Web)

El documento a trabajar dispone que se agregue tercer grado a la unidad pedagógica ya prevista para primero y segundo, con el objetivo de lograr que los alumnos de estos tres niveles no tengan problemas para pasar de año.

En tanto, en el resto de los grados y años de la escuela media “se va aplicar normativa ya vigente para estos casos que tienen que ver con una promoción acompañada”, indicaron los voceros.

En este aspecto, agregaron también que “las metas y contenidos educativos pueden ser reorganizados en el 2020, 2021 y eventualmente en el 2022, con un horizonte de formación de ciclos escolares garantizando la formación dentro de ese ciclo”.

Foto: Ministerio de Educación de Tucumán,

“A partir de estas resoluciones ya vigentes hay que trabajar en la organización escolar, la currícula y qué tiempos presenciales y virtuales tendrá el alumno en el último trimestre o cuatrimestre, cuando se estima que vuelvan las clases superado el aislamiento por la pandemia”, precisó el vocero.

El Ministerio de Educación da como un escenario realista la vuelta a las clases presenciales en agosto, después de las vacaciones de invierno, aunque hay algunos aspectos organizativos que aún no se resolvieron.




Comentarios