Sólo asistieron familiares directos, sin amigos, flores ni misa. El protocolo sanitario es muy estricto y el adiós más doloroso.


La despedida de Silvia “Goldie” Legrand sumó un elemento aún más triste a la escena: la pandemia no permite despedidas ni cortejos. Así fue el entierro de la hermana gemela de la Chiqui en un cementerio privado de Pilar.

Solo unas pocas personas fueron autorizadas para decir sus últimas palabras y acompañarla hasta la morada final.

Entierro de Silvia Legrand (Foto:Web)

Fue en el cementerio Memorial, de Pilar. Y Mirtha Legrand no pudo acompañarla. Tampoco su gran familia ni amigos entrañables. Fue despedida con un puñado de testigos: su yerno, Alfredo Solari, con su hijo Santiago, y dos empleados de la cochería, todos con barbijos, antiparras protectoras y guantes.

(Foto:Web)

Se sabe que hubo una videollamada por celular, pero quizá fue sólo con Mirtha. Ni sus hijas pudieron asistir hoy en una despedida otoñal. El sol acompañó de a ratos, como testigo de una gran letanía.

(Foto:Web)

Su nombre real era María Aurelia Paula Martínez Suárez, tenía 93 años. El viernes 1 de mayo durmió la siesta para ya no despertar, en su casa de Martínez. 

Goldie (Foto:Web)

“Goldie” Legrand, junto a Mirtha nacieron el 23 de febrero de 1927, en Villa Cañas, Santa Fe. Las bebés eran iguales, salvo por su peso. 



Comentarios