Nació sano y fue internador a los cinco días cuando empezó a mostrar síntomas de fiebre y tos.


Un bebé filipino de 16 días logró sobreponerse a un contagio de coronavirus y se transformó en el paciente recuperado de la enfermedad de más corta edad en el mundo.

Se trata Kobe Manjares, que nació sano el pasado 12 de abril y fue internado con tan solo cinco días de vida en el Hospital Nacional Pediátrico de Manila cuando empezó a mostrar síntomas de fiebre y tos.

“Cuando llegué a urgencias le hicieron los test. El doctor me dijo que tenía que ingresarlo si quería que mi hijo sobreviviera. Me asusté mucho, pero ya estaba sufriendo, por lo que decidí dejarlo confinado”, explicó su padre Ronnel Manjares.

Tras dar positivo, el bebé fue tratado durante once 11 en el hospital. Recibió el alta el martes y fue despedido por el equipo médico que lo trató con carteles de “Kobe beats Covid” (Kobe vence al Covid).

“Felicitamos al valiente equipo de atención médica por esta hazaña”, señaló el Departamento de Salud del país asiático en su cuenta oficial de Facebook.

Kobe Manjares superó el coronavirus con apenas 16 días de edad. (Facebook)

Las autoridades sanitarias no divulgaron detalles sobre cómo pudo contagiarse ni cuál es el estado de la madre.

En tanto, la subsecretaria de Salud, Rosario Vergeire, informó en rueda de prensa que 25 bebés de menos de un año se contagiaron de coronavirus en Filipinas, de los cuales seis murieron.




Comentarios