Mientras muchos sufren la cuarentena porque se sienten atraídos al sedentarismo y a comer de más, Marley está aprovechando para cuidar su cuerpo más que nunca.

El conductor de "El muro infernal" y "Por el mundo" pasa los días de encierro con su amado hijo Mirko y el perrito Bailey. Y, mientras se distraía en internet, se cruzó con algo en las redes que despertó su curiosidad: la dieta cetogénica.

Marley y Mirko. (Instagram/@marley_ok)

"Se basa en la ingesta de más alimentos ricos en grasas buenas y proteínas, como pescado azul, palta, aceite de coco y de oliva. Y en una restricción de hidratos de carbono, como son los cereales, el azúcar e incluso algunas frutas y verduras. Se comen sólo las hojas de algunas hortalizas, como los espárragos. También se toma mucha agua. Al no comer hidratos ni azúcares, uno entra en cetosis y baja de peso", explicó.

Pero, ¿qué es la cetosis? Es una situación metabólica del organismo originada por un déficit en el aporte de carbohidratos, lo cual induce a la combustión de grasas para obtener energía. Los resultados que experimentó el presentador fueron impactantes: bajó 10 kilos en cuatro semanas. Es decir, dos kilos y medio cada siete días.

Actualmente, los regímenes cetogénicos son un furor. Sin embargo, su excesiva prolongación en el tiempo puede ser peligrosa. Según explicó la institución Canadian Family Physician, puede causar efectos secundarios como estreñimiento, halitosis, calambres musculares, dolor de cabeza, diarrea, debilidad y erupción cutánea.

Por suerte, Marley se está asesorando con un nutricionista y complementa los cambios de alimentación con actividad física. "Igual ahora empecé a comer algo de hidratos", confesó. Así lo evidencian sus fotos de Instagram, donde se lo ve más flaco, pero siempre abierto a algún "permitido".

Un clásico argentino: las empanadas. (Instagram/@marley_ok)