Luego de dos días a la baja, Estados Unidos registró este martes un récord de 2.228 muertes por coronavirus en 24 horas, el peor balance diario para un país, según el conteo de la Universidad Johns Hopkins.

Los decesos diarios habían bajado a alrededor de 1.500 el domingo y el lunes, pero Estados Unidos contabilizó 2.228 muertes este martes, según cifras de la universidad -centro de referencia en el tema- que se actualizan continuamente.

De esta manera, la pandemia se cobró hasta ahora la vida de 25.757 personas en Estados Unidos, el mayor número para un país.

El récord anterior para el número de muertes en un día (2.108) se había dado el último viernes también en Estados Unidos, que se convirtió en el país con más difuntos del mundo este fin de semana, por delante de Italia (más de 21.000 muertos), España (más de 18.000) y Francia (más de 15.700).

También tiene desde fines de marzo el mayor número de casos de contagio declarados oficialmente: cruzó el lunes la marca de 600.000 infectados. Hasta el momento, se realizaron alrededor de tres millones de pruebas en el país.

El epicentro de la epidemia estadounidense todavía se encuentra en Nueva York, donde se confirma una desaceleración. Allí, se contabilizaron 778 muertes en las últimas 24 horas, por encima de las 671 del día anterior, elevando a 10.834 el número total de fallecidos.