Un geriátrico ubicado en la localidad de Paso del Rey, en Moreno, fue clausurado por irregularidades luego de que se confirmara una muerte por coronavirus. Además, analizan si otra paciente del establecimiento, fallecida el fin de semana, también había sido contagiada.

La primera víctima fue identificada como ​Carmen Britez, de 82 años, que vivía en el geriátrico "La Nona" y fue trasladada el 3 de abril a un sanatorio privado porque tenía insuficiencia respiratoria.

Pese a que tenía algunos síntomas de coronavirus, no se activó el protocolo especial para su traslado, contó una de sus hijas.

El municipio informó en un comunicado que la mujer murió el 5 de abril en la clínica y que, cinco días después, las pruebas en laboratorio confirmaron que la mujer era portadora de COVID-19.

​"Recién a fines de la semana pasada nos confirmaron que mi mamá tenía coronavirus", dijo Lorena, hija de Brites, en diálogo con el Crónica.

El lunes, luego de confirmar que la institución geriátrica no cumplía con los requerimientos de habilitación provincial y municipal, la Dirección de Habilitaciones de Moreno dispuso la clausura de la residencia.

En el geriátrico quedaban aún 18 adultos mayores. De ese total, 15 fueron derivados a centros de salud privados en el centro porteño (con el consentimiento de sus familiares) y tres quedaron al resguardo de sus allegados, según informó el diario La Nación.