En las últimas semanas, el cielo se despejó en muchos países debido a la disminución de la contaminación en el aire, producto del confinamiento obligatorio por el avance del Covid-19 en todo el mundo.

Así ocurrió en la India. Por eso, actualmente, se puede observar el Himalaya desde el estado de Punjab, situado al norte de ese país, algo que no ocurría desde hacía décadas.

Actualmente, se puede observar el Himalaya desde el estado de Punjab, situado al norte de la India, algo que no ocurría desde hacía décadas.

Ahora, los picos de la cordillera se divisan desde más de 160 kilómetros de distancia. ​Los habitantes de la ciudad de Jalandhar y sus alrededores publicaron en las redes sociales imágenes de la panorámica desde sus hogares, y algunos dicen que no han visto los picos del Himalaya en décadas.

Desde que se decretó el toque de queda a nivel nacional el 22 de marzo, se registra una mejora significativa en la calidad del aire en el país.

Desde que se decretó el toque de queda a nivel nacional el 22 de marzo, se registra una mejora significativa en la calidad del aire en el país.

De acuerdo a los especialistas, el fenómeno es posible gracias a esta mejora drástica durante las últimas semanas, después de que las industrias cerraran, los automóviles dejaran de recorrer las rutas con la misma intensidad que antes y las aerolíneas cancelaran vuelos como respuesta a la pandemia del coronavirus.

La ciudad de Delhi registró una reducción de hasta el 44% en los niveles de contaminación del aire solo durante el primer día de restricciones, según informó la Junta Central de Control de la Contaminación de la India.

La ciudad de Delhi registró una reducción de hasta el 44% en los niveles de contaminación del aire solo durante el primer día de restricciones.

El estudio de la entidad señaló que, en total, 85 ciudades de la India presentaron menos contaminación en el aire en la primera semana del confinamiento nacional. "Esto es un claro indicio del impacto de la contaminación", señalaron.

Si bien la famosa cordillera ahora es más visible que tiempo atrás, también está más desierta. Muchas de sus montañas debieron cerrarse para impedir que los escaladores concurran en medio de la pandemia. Los lados nepalés y chino del Monte Everest cerraron a principios de marzo.

Si bien la famosa cordillera ahora es más visible que tiempo atrás, también está más desierta.