Las entidades financieras disponen de los billetes necesarios para garantizar la recarga de los cajeros automáticos con efectivo suficiente y atender la demanda tanto durante el fin de semana largo de Semana Santa como en los días siguientes, comunicó este jueves Banco Central.

Así, la entidad que conduce Miguel Pesce exigió públicamente a las entidades que cumplan con la recarga durante el viernes feriado y el fin de semana de los más de 18.000 cajeros automáticos que hay en el país.

Ocurre después de días en los que la autoridad monetaria, las entidades y el gremio bancario se echaron responsabilidades cruzadas por el caos que se observó una semana atrás cuando cientos de miles de personas se agolparon en las sucursales para cobrar jubilaciones, pensiones y beneficios sociales.

La gente formó largas colas en todos las sucursales (Vía Santa Rosa)
Bancos de Corrientes

El Central dijo en un comunicado de prensa que instrumentó las medidas pertinentes para reforzar la distribución de billetes, eliminar el cobro de cargos y comisiones y ampliar los límites de extracción diarios para satisfacer la demanda de los clientes bancarios.

El Banco Central exige a los bancos garantizar la disponibilidad de billetes en los cajeros automáticos.

El sistema financiero argentino cuenta con más de 18.000 cajeros automáticos y más de 17.500 puntos de extracción extrabancarios distribuidos a lo largo de todo el país que permiten extraer efectivo.

La autoridad monetaria recordó que se pueden utilizar libremente y sin costo todos los cajeros del sistema y los puntos de extracción.

Está suspendido hasta el 30 el junio el cobro de cargos y comisiones para todas las operaciones realizadas en cajeros automáticos (extracciones, depósitos, consultas), sin importar la entidad y la red utilizada, y si la persona es cliente o no lo es.

También se dispuso que todas las entidades deben elevar los montos de extracción por cajero automático a un mínimo de 15.000 pesos acumulado diario. Cada entidad tiene la libertad de ampliar ese límite para sus clientes, sin ninguna restricción.

Esto incluye a las extracciones realizadas tanto por personas humanas como jurídicas, con independencia de si son clientes o no de la entidad.