El presidente brasileño, Jair Bolsonaro, formuló este martes nuevas críticas a la cuarentena decretada en varios estados y deslizó su descontento con el ministro de Salud, Luz Henrique Mandetta, que defiende el aislamiento

"Si el virus mata, el hambre también mata, el hambre mata más que el virus", afirmó este martes el mandatario ante periodistas que lo abordaron en la salida del Palacio de Alvorada, residencia oficial en Brasilia

De ese modo ratificó su posición contra la cuarentena al sostener que ésta afecta a los trabajadores, especialmente los informales, y relativizó el impacto del coronavirus que causó 165 muertos en el país

"Si el virus mata, el hambre también mata, el hambre mata más que el virus", afirmó Jair Bolsonaro (Foto: Sergio LIMA / AFP)

El lunes el ministro de Salud Luiz Henrique Mandetta recomendó a la población que respete las cuarentenas en vigor en San Pablo, Rio de Janeiro, Brasilia y otros estados que discrepan con la posción de Bolsonaro

Al ser consultado sobre Mandetta el presidente declaró este martes que no asistió a la conferencia de prensa del ministro, al tiempo que resasltó "no se olviden de que soy el presidente", y tiene la última palabra sobre el confinamiento, Bolsonaro comentó, además, que prevé pronunciar otro mensaje en cadena nacional para reforzar su posición contra la cuarentena.

Las Fuerzas Nacional de Seguridad en las calles:

El gobierno brasileño autorizó la actuación de la Fuerza Nacional de Seguridad, un cuerpo de elite integrado por agentes de las Policías de todo el país, para integrarse al combate de la pandemia del coronavirus, incluso para acciones coercitivas, según anunció el Ministerio de Justicia.

La medida fue publicada la noche del lunes en una edición extraordinaria del Diario Oficial de la Unión, el Boletín Oficial brasileño, después de que la cifra de fallecidos a causa del Covid-19 llegó a 159 y el número de contagios asciende ya a 4.579, de acuerdo con los últimos datos divulgados por el Ministerio de Salud.

El ministro Luiz Henrique Mandetta (Foto: REUTERS/Ueslei Marcelino)

Creada en 2004, la Fuerza Nacional de Seguridad está integrada por los mejores agentes de los grupos de elite de la Policía Federal y las Civil y Militarizada de los estados.

El gobierno utiliza el grupo en casos de emergencia o calamidad y su más recientes actuaciones fueron el año pasado durante la ola de ataques contra el transporte público y predios en el estado de Ceará, en el combate a los incendios en la Amazonía y en las tierras indígenas de Maranhao donde fueron asesinados líderes comunitarios, precisó la agencia de noticias EFE.

En principio, la actuación de la Fuerza Nacional de Seguridad está autorizada hasta el 28 de mayo, pero se puede extender por más tiempo si las autoridades lo consideran necesario.

Para el combate al coronavirus, el grupo policial especializado dará "auxilio a los profesionales de salud" y brindará "seguridad en el funcionamiento de los centros de salud", además de "garantizar" la "distribución y almacenamiento de ítems médicos, farmacéuticos, alimenticios y de higiene".