Twitter se convirtió en un campo de batalla cuando el cantante de cumbia El Dipy cruzó públicamente al youtuber uruguayo Yao Cabrera. Todo empezó en el momento en que el joven compartió en esta red social un video que hizo en Tik Tok. Ante este contenido, el músico lo acusó de ser agresivo con las mujeres.

"Agarra la mano de la piba y se la pone entre la pierna y la poron... Yo todavía no entiendo por qué a este pelotud... después de drogar a una infuencer, el circo que hizo con esa pelea trucha con el otro pancho, todavía no lo pudimos recag... bien a piñas de verdad. Salame. Yao Cabrera chupame bien la ver... vos y todo tu séquito de pelotud... irrecuperables", escribió El Dipy, sin pelos en la lengua.

No element of type reference found.

El episodio al que hizo referencia ocurrió en 2019. Tras ser denunciado previamente por otras mujeres, la youtuber Caeli acusó a Cabrera de haber intentado drogarla y abusarla.

Luego, el cumbiero añadió: "Y cuando quieras, sin cámaras y sin circo. Nadie me dio plata. No me vendo como algunos. Digo lo que pienso. Ni aunque me den un millón de pesos hago un circo con este pancho. Así que ni se gasten en poner que esta armado. Me chupa bien la poron... él y todos los que piensen como él".

No element of type reference found.

Pero el youtuber no se quedó callado ante este ataque. Mediante mensajes privados de Instagram, le respondió al Dipy: "Ja, ja, ja, qué fracasado sos. ¿Querés beef y tener visitas?". A lo que el músico contestó: "No, genio. Te quiero recag... bien a piñas. Visitas y seguidores ya tengo. Gracias. Chiflame cuando andes solo por la calle después de la cuarentena. Yo ando solo. Sin cámaras ni videos ni redes ni nada. Y no me ofrezcas plata como hiciste con los demás. Ofreceme un mano a mano. Plata y miedo nunca tuve, así que cuando quieras".

El Dipy compartió una captura de pantalla de este intercambio de mensajes con Cabrera en las redes. Para dar por terminado el tema, concluyó: "Acá se los dejo y acá termina el darle trascendencia a este virgo (sic). Para que después no digan que me ofreció plata para esto. No le da la billetera para comprarme. A casa, pete (sic)".