La semana pasada el presidente dijo que una medicina contra la malaria había sido aprobada para tratar coronavirus, y salieron a desmentirlo.


Un hombre murió en Phoenix, Estados Unidos, tras ingerir fosfato de cloroquina, un químico usado para limpiar peceras que también se encuentra en un medicamento contra la malaria que el presidente Donald Trump nombró como eficaz para tratar el COVID-19.

Donald Trump difundió información falsa y muy peligrosa (Olivier DOULIERY / AFP)

Mientras, la esposa del hombre se encuentra internada en estado crítico. La pareja de poco más de 60 años se enfermó media hora después de tomar el aditivo, indicó el sistema de salud sin fines de lucro Banner Health. El hombre no pudo ser reanimado cuando llegó al hospital, pero la mujer logró vomitar la mayor parte de la sustancia química, agregó.

Por el momento se desconoce si la pareja ingirió este químico para tratar el coronavirus, pero ahora Banner Health redobló sus esfuerzos para advertir en contra de la automedicación. 

“Dada la incertidumbre en torno al COVID-19, comprendemos que la gente está tratando de hallar nuevas formas de prevenir o tratar este virus, pero el automedicarse no es la forma de hacerlo”, dijo el doctor Daniel Brooks, director médico del Centro de Información sobre Fármacos y Envenenamiento de Banner.

“Lo último que queremos ahora es inundar nuestras salas de urgencias con pacientes que creen haber hallado una solución vaga y riesgosa que podría poner en peligro su salud”, agregó.

En una conferencia de prensa la semana pasada, el presidente Trump afirmó falsamente que la Administración de Alimentos y Medicamentos acababa de aprobar el uso de una medicina contra la malaria llamada cloroquina para atender a los pacientes infectados con el coronavirus.

Incluso después de que el director de la FDA aclaró que aún falta hacer pruebas del fármaco para ese uso, Trump exageró su posible lado positivo para contener el virus.

Se requiere una receta médica para adquirir cloroquina, y ahora Banner Health está exhortando a los médicos que no se la receten a personas que no están hospitalizadas. La diferencia entre el aditivo para limpiar peceras que la pareja ingirió y la medicina empleada para combatir la malaria es la forma en que están formuladas.

La cifra de casos del COVID-19 en Arizona aumentó más de 50% en un día, de 152 el domingo a 235 el lunes, según el Departamento de Salud estatal.

En la mayoría de las personas el virus sólo provoca síntomas moderados, tales como fiebre y tos. Sin embargo, en los adultos mayores y en personas con enfermedades preexistentes puede causar complicaciones graves, incluyendo neumonía.




Comentarios