La confirmación de su fallecimiento llegó desde su entorno familiar.


Amadeo Carrizo, considerado como uno de los tres mejores arqueros de la historia del fútbol argentino, murió este viernes a los 93 años, según informaron fuentes de su entorno familiar.

Carrizo saltó a la fama por sus notables actuaciones defendiendo el arco de River Plate, lo que con el correr de los partidos le valió la convocatoria a la Selección Argentina.

Carrizo, nacido en la localidad santafesina de Rufino, custodió los tres palos del “Millonario” por más de dos décadas y levantó siete títulos locales, incluyendo el tricampeonato entre 1955 y 1957.

Con el seleccionado nacional atravesó una etapa complicada en cuanto a resultados, y solo participó de una Copa del Mundo con la albiceleste: Suecia 1958, torneo en el que el equipo nacional quedó eliminado en primera ronda.

“En un día de dolor para todos los riverplatenses, despedimos con profunda tristeza al Presidente Honorario del Club y uno de los más grandes ídolos de nuestra historia. Sos leyenda, Amadeo. #AmadeoEterno”, reza el homenaje de la institución de Núñez en sus redes sociales, al ser notificada del deceso de uno de sus grandes ídolos.

Como conmemoración de su nacimiento, en 2011, el Senado argentino instituyó al 12 de junio como celebración del Día del Arquero, que fue usado históricamente como un eufemismo de algo que jamás iba a ocurrir.

En la actualidad Carrizo era Presidente Honorario de River, y por voluntad propia sus restos descansarán en su Rufino natal.




Comentarios