El presidente Alberto Fernández declaró este jueves un "aislamiento social preventivo" desde este viernes a la medianoche hasta el 31 de marzo, al término de una reunión que mantuvo con gobernadores, ministros y funcionarios, en la cual se analizaron medidas a implementar con el objetivo de contener la pandemia del coronavirus.

El mandatario aclaró que durante la cuarentena las personas podrán salir para hacer lo estrictamente necesario, como proveerse de alimentos y medicamentos.

"Las personas deberán permanecer en sus casas y hogares y salir para lo necesario; van a seguir teniendo abiertos supermercados, negocios de cercanía, farmacias, pero desde la 0 hora de mañana (por este viernes)" las fuerzas de seguridad "estarán controlando a quien circula por las calles y el que no pueda explicar se verá sometido a la sanción que prevé el Código Penal", dijo Fernández.

(Foto: Clarín)

El 2 de abril (feriado por la Guerra de Malvinas) se adelantará al martes 31 de marzo y el lunes 30 será feriado "puente". El objetivo es acumular la mayor cantidad de días inhábiles para favorecer la cuarentena por el coronavirus, explicó el mandatario.

Y advirtió que el gobierno será "absolutamente inflexible" con quienes violen el aislamiento social preventivo y obligatorio. Todas las medidas de prevención apuntan a "evitar que el nivel de contagio haga colapsar el sistema de salud", insistió.

Durante la cuarentena se mantendrá el transporte público de pasajeros "sólo para uso de quienes están exceptuados de cumplir el aislamiento".

El mandatario indicó que "desalentaremos que la gente se suba a automóviles y circule por la vía pública" y advirtió que habrá verificaciones y constataciones "sobre los motivos por los que cualquier persona o automóvil está transitando" y que "quien no pueda justificarlo será sancionado".

La circulación estará restringida tanto en las rutas nacionales como dentro de las ciudades de todo el país.

(Foto: Clarín)

Habrá excepciones al régimen de aislamiento para quienes trabajan en el gobierno nacional, provincial y municipal, en los niveles de conducción política, los que trabajan en la sanidad, seguridad y fuerzas armadas, los que trabajan en la producción de alimentos, de fármacos, de industrias como el petróleo, refinerías de naftas y gasoil y periodistas.

Estarán abiertos los comercios de cercanía de la alimentación, de los medicamentos y de los artículos de higiene y limpieza. En esos lugares, quienes concurran deberán recordar guardar las distancias mínimas.

Los cajeros electrónicos de los bancos estarán en funcionamiento y también habrá traslado de caudales.

Un gabinete federal trabajará en medidas para paliar la menor actividad económica, a través de un gabinete federal.

Además, se van a dictar normas para aliviar la situación de los monotributistas y del sector informal de la economía.