Maite Peñoñori, de "Los ángeles de la mañana", intervino al ver que la mujer estaba esperando en una larga fila.


Una notera que estaba tabajando en las calles de Palermo tuvo que intervenir para que una mujer mayor tuviera prioridad de atención en una farmacia.

Maite Peñoñori, movilera de “Los Ángeles de la Mañana”, reportaba la situación desde Palermo, cuando se detuvo a contar sobre una larga cola que se había formado en la puerta de una farmacia, adonde dejaban ingresar solo de a tres clientes por vez, para minimizar la posibilidad de contagio de coronavirus.

“Estoy viendo una señora con bastón, ¿por qué no intercedés?”, le pidió a Maite Andrea Taboada, a cargo de la conducción mientras Ángel de Brito cumple con la cuarentena preventiva tras volver de Estados Unidos.

Tengo que comprar dos remedios, nada más, no es que vengo a comprar productos de higiene”, dijo la señora cuando la notera se le aproximó con la cámara. Cuando le consultaron si no había intentado obtener prioridad, dijo: “La gente no abrió la boca y el muchacho de la entrada me dijo que no”.

En el piso, las “angelitas” se indignaron por la actitud. “Esta gente es población de riesgo”, dijo Andrea. “Y qué se puede esperar, si acá se hacen los dormidos en el colectivo cuando hay una embarazada”, lanzó Cinthia Fernández. “¡Encará vos a la gente!”, le pidió Yanina Latorre a la notera, que acompañó a la anciana hasta la puerta de la farmacia y consiguió que la dejaran ingresar.




Comentarios