Noventa de ellos estaban hospedados en el hotel Sheraton de Buenos Aires y prefirieron volver a sus países de origen.


El Gobierno decidió expulsar este domingo a 270 turistas extranjeros que se habían negado a cumplir la cuarentena obligatoria decretada por las autoridades sanitarias a causa del coronavirus, cuyos casos registrados ascienden a 56.

La Policía, así como la Dirección de Migraciones, llevaron a cabo un operativo para deportar a 90 turistas hospedados en el hotel Sheraton de Buenos Aires, quienes prefirieron volver a sus países de origen antes que cumplir la cuarentena decretada por el Gobierno.

Algunos de estos turistas habían ingresado al país en las últimas dos semanas y habían estado circulando libremente por las calles haciendo caso omiso a las recomendaciones del Gobierno y las autoridades sanitarias.

En cuanto al resto de turistas, las autoridades tuvieron que repatriar a 180 personas que, tras desembarcar en el Aeropuerto Internacional de Ezeiza, se negaban a cumplir la cuarentena, por lo que tuvieron que regresar a sus países de origen en el mismo vuelo en el que habían llegado.

Alberto Fernández decretó también este domingo el cierre de fronteras, así como la suspensión de las clases en todos los centros educativos del país hasta el próximo 31 de marzo.

Argentina registró en las últimas horas 11 casos más de coronavirus, lo que hace un total de 56 en todo el país, entre los que se incluyen dos muertes.




Comentarios