El economista Claudio Loser dio sus puntos de vista sobre la situación que vive Argentina.


El economista y exdirector regional del Fondo Monetario Internacional (FMI) Claudio Loser se refirió este viernes a la negociación que lleva adelante la Argentina para renegociar su deuda con el organismo multilateral de crédito, rechazó las acusaciones de la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner y alertó sobre las consecuencias de declararse en default.

“En eso no tiene razón la Vicepresidenta”, sentenció Loser al ser consultado sobre los planteos que realizó Cristina Kirchner para reclamarle al Fondo que haga una quita de la deuda con la Argentina porque, argumentó, no cumplió con sus estatutos y le entregó un préstamo “ilegal” al gobierno de Mauricio Macri.

“No ha hecho el estudio requerido y va a terminar a la defensiva. Evidentemente el Fondo tiene unos estatutos, no se puede hacer quitas. Y respecto de lo que se mencionó sobre la salida de capitales, eso es sobre la legislación original del FMI, en los años ’50, que no había movilidad de capital, y a partir de los años ‘70 se hicieron modificaciones”, manifestó Loser.

El economista explicó que la Vicepresidenta basó sus críticas en un manifiesto desactualizado sobre las normativas del FMI. “Ella menciona textos, pero es como si estuviéramos mencionando la constitución de 1853 y no la de los ‘90 reformada, que tenemos ahora”, comparó.

“Y cuando se está hablando de repago de deuda, que es lo que hizo el presidente Macri, puede uno pensar que no está bien pero estaba dentro de los lineamientos del FMI en el momento que se dio el préstamo”, indicó.

Seguido, remarcó que el “Fondo no puede ser caprichoso” respecto a los términos en los que otorga sus créditos porque “hay una junta directiva que representa a todos los países del mundo y hay un departamento legal muy capacitado que no permitiría que se hicieran cosas fuera de la ley”.

Más allá de las discusiones políticas, Loser advirtió que “en términos de horizonte, el problema serio que tiene la Argentina no es con el FMI, que es el 20% del total de la deuda, sino que es la deuda con los bonistas”.

La deuda con el Fondo por supuesto hay que empezar a pagarla, pero recién en forma importante el año que viene. La Argentina le paga al Fondo por su préstamo los intereses más bajos de cualquier préstamo que reciba del Banco Mundial, del BID o de los bonistas. Ahora, hay que manejar la deuda de los bonistas, hay que sentarse a negociar y hay que pedirles una quita y posponer los pagos”, recomendó.

Agregó que para lograr ese entendimiento con los acreedores privados primero se necesita conseguir “una alianza estratégica con el Fondo, cosa que se ha hecho a través de la historia latinoamericana, donde el Fondo se juega totalmente una vez que se llega a un acuerdo”.

El default, el peor de los escenarios

Loser explicó que la cesación de pagos es el peor de los escenarios porque las condiciones no son favorables para la Argentina, a diferencia de lo que sucedió en el anterior default.

“No beneficia a la Argetina porque se va a encontrar nuevamente con acciones legales muy importantes, los créditos van a desaparecer, la inversión extranjera va a desaparecer, la Argentina va a tener que vivir totalmente al día”, detalló.

Y subrayó que esa situación se produciría “en condiciones muy diferentes a lo que ocurrió entre 2005 y 2013, cuando había un boom de materias primas y estaba toda la plata posible para vivir bien, incluso sin financiamiento externo”.

“No sería una buena solución y podría haber sanciones en términos comerciales y todo tipo de problemas que la Argentina podría enfrentar legalmente. Si no le paga al Fondo, ahí sí tendría problemas porque quedaría totalmente marginada de los organismos multilaterales”, concluyó en declaraciones radiales.




Comentarios