Fue durante una reunión del Presidente de Brasil con el canciller argentino Felipe Sola, en Brasilia.


El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, le propuso este miércoles al canciller Felipe Solá reunirse el próximo 1 de marzo con su par argentino Alberto Fernández, en Montevideo, en el marco de la asunción de Luis Lacalle Pou como presidente de Uruguay.

Así lo anunció Solá al salir del Palacio del Planalto, donde se reunió con Bolsonaro en un esfuerzo de la Casa Rosada por recomponer la histórica relación estratégica de Argentina con el gigante sudamericano.

Solá ingresó a las 15 a la sede del gobierno de Brasil, donde se reunió por primera vez con el presidente Bolsonaro.

El encuentro transcurrió en el tercer piso de la sede presidencial y también participaron el secretario de Asuntos Estratégicos del Gobierno, Gustavo Beliz y el designado embajador Daniel Scioli.

REUTERS/Adriano Machado

Solá viajó a Brasilia, en un vuelo con escala en San Pablo. A las 11, tuvo un encuentro bilateral con su colega brasilero, Ernesto Araújo, en el Palacio Itamaraty.

En esa reunión, el argentino pidió el respaldo de Brasil a las negociaciones que el gobierno lleva adelante con el Fondo Monetario Internacional (FMI) y afirmó que la Argentina no será “una traba” para que el Mercosur pueda realizar nuevas negociaciones comerciales, luego de reunirse con Araújo.

Ernesto Araujo y Felipe Sola. (AFP)

Solá viajó a Brasilia con una agenda principalmente económica, que tendrá como centro de la discusión la iniciativa brasileña de reducir el Arancel Externo Común (AEC) del Mercosur para permitir una apertura económica y también el comercio bilateral, sobre todo porque la recesión argentina de 2019 provocó parte del derrumbe de las exportaciones de bienes industrializados de Brasil, como vehículos.

El acuerdo de Asociación del Mercosur con la Unión Europea (UE) será otro de los puntos de debate: mientras Bolsonaro y su ministro de Economía, Paulo Guedes, impulsan un proceso de liberalización del bloque sudamericano, el gobierno argentino busca “rediscutir” la letra chica del acuerdo e introducir un piso de protección para la industria local.

Otro de los puntos que propondrá discutir la comitiva encabezada por Solá será la participación de privados en las conversaciones por acuerdos de libre comercio, atento a que los poderosos sectores industriales, nucleados en San Pablo, no ven con malos ojos las medidas proteccionistas y el desarrollo del Mercosur.

Por ultimo, la comitiva argentina buscará coincidir con sus pares brasileños en que los acuerdos de libre comercio se extiendan más allá del alcanzado con la UE (todavía en etapa de estudio y traducción) e incluyan también a países asiáticos como Corea y Japón.




Comentarios