"Somos militantes políticos y tenemos la capacidad y la obligación de mostrar nuestra postura", explicó el ministro de Seguridad bonaerense.


El ministro de Seguridad bonaerense, Sergio Berni, ratificó este miércoles que en la Argentina hay presos políticos y volvió a confrontar así con el presidente Alberto Fernández, aunque consideró que los exfuncionarios y dirigentes sociales kirchneristas detenidos no reclaman el “indulto” presidencial.

“Somos militantes políticos y tenemos la capacidad y la obligación de mostrar nuestra postura”, manifestó el funcionario bonaerense para justificar sus pronunciamientos contrarios a la postura del Gobierno nacional, donde diferencian que en la Argentina “no hay presos políticos” sino “detenciones arbitrarias”.

Berni desestimó el llamado de Alberto Fernández para ponerle fin a la interna que se desató en el oficialismo y reiteró: “No tengo ninguna duda que el Gobierno de Mauricio Macri persiguió a todos aquellos que pensaban distinto con todas las herramientas y los instrumentos del Estado y valiéndose de la complicidad del poder judicial”.

Sin embargo, el funcionario bonaerense aclaró que el Presidente “no tiene ninguna responsabilidad” sobre esa situación e incluso remarcó que “todos los que fueron perseguidos y encarcelados injustamente, lo que menos quieren es el indulto”.

“Lo que quieren es justicia y verdad y que la sociedad sepa de qué manera cruenta y traumática se usaron todas las herramientas del Estado para combatir a aquellos que pensaban distinta al gobierno anterior”, agregó.

Durante una entrevista con Radio Con Vos, Berni negó que con sus manifestaciones busque “mojarle la oreja” al Presidente y, por el contrario, planteó: “Nosotros como militantes políticos tenemos la obligación de acompañar al Presidente y al gobierno para generar las condiciones de renegociación de la deuda”.

Este martes, el presidente Alberto Fernández llevó adelante gestiones para tratar de bajarle el tono a la polémica que se generó tanto por la posición de Berni respecto a los exfuncionarios y dirigentes kirchneristas detenidos como por sus críticas contra la ministra de Seguridad de la Nación, Sabina Frederic.

Fernández primero recibió al gobernador bonaerense, Axel Kicillof, en la Casa Rosada, y más tarde el mandatario provincial encabezó un encuentro con Berni y Frederic para coordinar acciones conjuntas en materia de seguridad y dejar atrás los cortocircuitos.

“Bienvenidas las fuerzas federales pero siempre coordinadas. Eso era lo que pedíamos y gracias a Dios ya estamos trabajando para poder generar todos esos requisitos y órdenes de operaciones para ir cubriendo las diferentes necesidades de las provincia de Buenos Aires”, celebró Berni sobre ese encuentro.




Comentarios