El kit portátil diseñado por los investigadores argentinos despertó interés en todo el mundo.


Un grupo de científicos argentinos creó el prototipo de un kit portátil para diagnosticar, mediante una tecnología molecular, si un paciente está infectado con coronavirus, una enfermedad que surgió a principios de año en China y que ya causó la muerte de más de mil personas.

Uno de los fundadores del proyecto llamado Caspr Biotech, Federico Pereyra Bonnet, explicó a Télam como desarrollaron el método.

Hace ocho años apareció una tecnología llamada CRISPR que es un sistema de defensa en bacterias que fue adaptado como una herramienta biotecnológica para editar genes”, dijo y detalló que en 2019 se descubrió que esta tecnología también podía ser usada para hacer diagnósticos.

Hospitales en China compaten el coronavirus (Foto: REUTERS/Willy Kurniawan)

Luego, el investigador aseguró que el kit fue probado para detectar coronavirus y “los resultados fueron óptimos en relación a sensibilidad y costo”.

El desarrollo de los prototipos está a cargo de un grupo de científicos que creó una empresa bajo normativa del CONICET. El proyecto está integrado, además de Bonnet, por Carla Gimanez, Franco Goytía, Lucía Curti y Guillermo Repizo y funcionó en pruebas para dengue, zika y hanta virus.

“El kit es una tira reactiva de papel en la cual el resultado puede leerse como en un Evatest” y agregó que el “costo es de menos de dos dólares por reacción”. Además, la prueba dura apenas 60 minutos para decir si una persona está infectada o no, según Infobae.

La empresa que integran los científicos argentinos comenzó a buscar inversores para que el prototipo pueda convertirse en masivo.




Comentarios