Se conocieron detalles de los primeros días en su celda y salió a la luz una solicitud algo insólita.


Los rugbiers acusados por el crimen de Fernando Báez Sosa se encuentran en la prisión de Dolores, tras finalizar las ruedas de reconocimiento. Este viernes, se conocieron detalles de los primeros días en su celda y salió a la luz un pedido algo insólito. 

Según informaron en Nosotros a la Mañana, los rugbiers solicitaron un aire acondicionado y una PlayStation.

Este jueves, se dio a conocer un cruce entre los rugbiers y los guardiacárceles al recriminarles que los trataban como “negros de mierda”.

 “Vos trabajas para mi, yo te pago el sueldo. Hace lo que yo te digo porque sos mi empleado. Nos tienen como negros de mierda en este lugar, no nos respetan, no nos dan los derechos que tenemos. Nos tratan como ratas y nos quieren matar”, le dijeron los rugbiers, según el programa antes citado. 

Además, Máximo Thomsen le habría dicho a uno de los guardias que “en este lugar no se puede ni cagar tranquilo” en otra de las discusiones.




Comentarios