Fue una final apasionante, que permitió a Nole desplazar de la cima del ranking a Rafael Nadal.


El serbio Novak Djokovic reaccionó a tiempo contra el austriaco Dominic Thiem, al que venció por 6-4, 4-6, 2-6, 6-3 y 6-4 en cuatro horas, para conseguir su octavo Abierto de Australia y recuperar la primera posición mundial, luego de desplazar al español Rafael Nadal.

Es además su Grand Slam número 17 y quedó a dos escalones de Rafa (19) y a tres de Roger Federer (20), en un año que otra vez lo muestra arriba de todos en el comienzo. También firmó un nuevo hito tras convertirse en el único jugador de la Era Open (posterior a 1968) en conseguir un Grand Slam en tres décadas diferentes.

Fue una final apasionante. Pintaba para una gran noche del tenista nacido en Belgrado después de romper en su primera oportunidad a un Thiem que arrancó 3-0 por debajo.

Djokovic, quien explicó en su última rueda de prensa que su servicio en este comienzo de año está siendo el mejor de su carrera, no dejó intimidarse con su mejor arma y se apuntó el set inicial por 6-4.

Sin embargo, cuando todo parecía previsto para una nueva corona por la vía rápida, el austriaco se apuntó una rotura con el 4-4 en un juego marcado por una advertencia y penalización de un servicio recibida por el serbio.

La decisión desestabilizó a Djokovic que aprovechó para discutir con el juez de silla francés Damien Dumusois y recriminarle que tomó la decisión para hacerse famoso.

El partido volvió a sufrir un giro inesperado tras una meritoria reacción del serbio que parecía condenado a perder en cuatro sets, tanto por la inspiración de Thiem como por sus molestias físicas confirmadas tras ser atendido.

Djokovic se adjudicó el cuarto set tras romper el servicio del austriaco cuando el marcador lucía un 4-3 y mantener su posterior juego al saque tras apuntárselo en blanco.

No se rehizo Thiem de la gran reacción de Djokovic y dejó escapar un juego al servicio en los primeros compases del parcial definitivo que acabarían costándole la final tras perder el set por 6-4.

Con información de EFE. 




Comentarios