El empresario textil dijo además que se trató de un cordero y no de un cerdo.


El video de un cerdo siendo arrojado desde un helicóptero y cayendo dentro de una pileta generó polémica en las últimas horas. Esto ocurrió en una vivienda de José Ignacio, en Uruguay, que pertenece a Federico Álvarez Castillo, dueño de la marca de ropa ‘Etiqueta Negra’, y su mujer, la exmodelo Lara Bernasconi.

Luego de que se viralizara el video, el reconocido empresario intentó desligarse del hecho, y emitió un comunicado: “Quiero repudiar este hecho de vandalismo del cual fuimos víctimas mi familia y yo”, escribió, y agregó que se trató de “una broma de muy mal gusto”.

La respuesta de Lara Bernasconi a una usuaria de Twitter (Foto: captura)

Álvarez Castillo dialogó con Infobae, y terminó de confirmar que él mismo había grabado las imágenes que no dejaron de circular en las redes sociales. “El video lo filmé yo porque se paró un helicóptero en el techo de mi casa y nunca imaginé lo que terminó pasando”. En la misma línea, su mujer dijo en Twitter que jamás harían algo así, y que no saben quién fue.

El hombre se encargó de aclarar también que no fue un cerdo lo que tiraron dentro de su pileta, sino que se trató de un cordero. Aún se desconoce si el animal fue lanzado con vida, o si ya estaba muerto al momento de ser arrojado.​




Comentarios