Se centra en los productos de la canasta básica, que incluye lácteos, galletitas, aceites, harinas y otros que estuvieron exentos de IVA.


A partir del regreso del IVA del 21%, el Gobierno busco conciliar con las cadenas de supermercados y los proveedores para que ese tributo no se traslade a los precios y, en buena medida, lo logró. Sin embargo, las promociones en prodcutos de consumo masivo están disminuyendo.

De hecho, tanto en las cadenas como en los proveedores admiten que hay una reducción de promociones en los productos de la canasta básica,que incluye lácteos, galletitas, aceites, harinas y otros que estuvieron exentos de IVA, según publicó Clarín.

A raíz de un acuerdo con el ministro de Desarrollo Productivo, los supermercados iban a trasladar entre 7% y 10% de aumento, mientras que del resto se harían cargo los privados, en una negociación entre las cadenas y sus proveedores.

En ese sentido, los proveedores de supermercados volvieron a mandar listados con el 21% de IVA y aparecieron distintas formas de compensarlo para no generar costos adicionales, entre ellas ofrecieron a los super hacerse cargo de una mayor tajada del costo de las promociones.

Y ahí radica el conflicto. Es que algunos supermercados señalan que la negociación con los privados no siempre llega a buen puerto, por lo que hay menos promociones y descuentos en los productos de canasta básica.

“En general, le pedimos al Gobierno que intervenga lo menos posible, ya que los privados nos podemos poner de acuerdo sin regulaciones. Pero eso no está pasando. Estamos presos de nuestro propio discurso“, admiten de ambos lados.

La eximición del IVA fue una medida dispuesta por el expresidente Mauricio Macri, luego de la derrota en las PASO, y duró hasta fin de año, ya que el mandatario Alberto Fernández decidió no renovarla.




Comentarios