Cristina Caamaño encontró que desde 2016 se pasó a planta a más de 500 personas, entre otros movimientos.


Cuando se comenzó a revisar la Agencia Federal de Inteligencia (AFI), para la que el presidente Alberto Fernández pidió una intervención, llamó la atención por un lado los 500 pases a planta permanente. Pero también, el hecho de que el 55% del personal fue designado durante el Gobierno de Mauricio Macri, con Gustavo Arribas a la cabeza de la Agencia.

La interventora designada, Cristina Caamaño, se reunió el lunes con el jefe de Gabinete Santiago Cafiero y le comunicó la novedad: de los 1.400 efectivos que conforman el cuerpo de la agencia, más de la mitad fueron designados a partir del 2016, informó Clarín.

Cristina Caamaño (Foto: La Voz)

“Más de la mitad del personal se nombró en tiempos de Macri mientras que el resto se hizo a los largo de 32 años de democracia”, dijeron desde el Gobierno. “Del total que ingresó durante la gestión Arribas, el 82% lo hizo en planta permanente y el 70% de esos casos lo hicieron entre las PASO del 9 de agosto y el recambio presidencial del 10 de diciembre“, sumaron.

La versión del gobierno es que, desde la derrota de las PASO, se apuraron nombramientos y pases a planta. Por eso, Cafiero y Caamaño decidieron analizar estas designaciones y definir el destino de cada una para mediados de enero.

Para esta revisión se amparan en un decreto presidencial del 20 de diciembre de 2019 emitido por Alberto Fernández.

No se sabe dónde estaban ni con qué fondos se pagaban. Se supone que eran contratados pero no está claro. Tampoco se pudo dimensionar el costo de esos nombramientos”, confió una fuente oficial a Clarín.




Comentarios