Se dieron cuenta al oler un extraño aroma y ver una figura que se movía.


Una familia de Carolina del Norte, Estados Unidos, pasó un mal momento en la cocina. Es que pusieron una pizza en el horno y se encontraron con una desagradable sorpresa: había una serpiente viva, que se estaba asando.

Al abrir la puerta del horno, olieron un aroma extraño. Luego, notaron una figura que se movía y se dieron cuenta de que era una serpiente, por lo que decidieron cerrar el horno y esperar a que muriera.

La serpiente quedó carbonizada. (crédito: Wral)

“La víbora estaba mareada y era espeluznante. No hay nada bueno en encontrar una serpiente ahumada en tu horno. Dejamos que terminara de quemarse”, dijo Robert Helm, uno de los integrantes de la familia.

En las redes le preguntaron a la familia si finalmente comieron la pizza, a lo que respondieron que no. 




Comentarios