También serán enjuiciados Julio de Vido, José López y otros empresarios.


El juez Claudio Bonadio envió a juicio oral una causa en la que está procesada la vicepresidenta Cristina Kirchner, en la que se investiga una presunta cartelización de la obra pública durante su mandato como presidenta (2007-2015).

De esta manera, la expresidenta estará sentada de nuevo en el banquillo, que ya afronta desde mayo pasado un juicio por supuestas irregularidades en la adjudicación de obra pública durante su Gobierno y está a la espera de que comiencen otros cuatro más.

​También serán enjuiciados Julio De Vido, José López y más de medio centenar de empresarios, entre ellos Carlos Wagner, Ángelo Calcaterra, Gerardo Ferreyra y Juan Chediack.

En esta ocasión, Bonadio, el juez de instrucción que encabeza la mayoría de las causas que afectan a la exmandataria, apunta a que entre 2003 y 2015 se creó un “sistema de recaudación de fondos para recabar dinero ilegal con el fin de enriquecerse ilícitamente siendo empresarios y funcionarios, funcionales y copartícipes de este plan sistemático”.

Según Bonadio, todo se orquestó desde el área del Ministerio de Planificación Federal “por indicaciones del Presidente Néstor Kirchner y luego mantenido en el tiempo por la Presidente Cristina Fernández, se organizó un esquema de recaudación ilegal de dinero, a través del cual se procedió a digitar la adjudicación de las licitaciones de las obras públicas civiles”.

Asimismo, resaltó que las empresas beneficiados por la operatoria “debían entregar una suma de dinero que ingresaba a las arcas de la asociación”.​




Comentarios