La reunión que iba a ser en la frontera con Bolivia finalmente tendrá lugar en el Hotel Bauen, en el centro porteño.


Finalmente la reunión de Evo Morales con los dirigentes del MAS se realizará en Buenos Aires y no en las ciudades fronterizas como se dijo en un principio. Morales, que se encuentra en Argentina como refugiado, recibirá en el Hotel Bauen del centro porteño a los dirigentes de su partido. El anunció lo dio el mismo expresidente a través de su cuenta de Twitter.

“Convocamos a los dirigentes del MAS de los 9 departamentos a una reunión el 29 de diciembre en Buenos Aires, para evaluar y organizar el gran encuentro donde elegiremos a nuestros candidatos y candidatas para las próximas elecciones”, escribió Morales en su cuenta de la red social.

Más de 1000 dirigentes fueron convocados pero algunos sectores ya anunciaron que no estarán en la capital argentina. Los sectores sociales de El Alto, el bastión de la agrupación, y organizaciones campesinas de La Paz y Chuquisaca resolvieron que no estarán presentes y dejan ver las diferencias en el partido que dirigía al país andino.

Evo Morales en la Plaza de Mayom hoy recibirá a los dirigentes del MAS en Buenos Aires (Foto: Ronaldo SCHEMIDT / AFP)

“Yo vengo de El Alto y El Alto ha definido no asistir porque van a definir sus candidaturas desde sus bases, desde sus organizaciones, analizando perfiles y llegando a consensos”, dijo la presidente de la Cámara de Senadores de Bolivia, Eva Copa, representante de El Alto en diálogo con el periódico boliviano Página Siete.

Por otra parte, los representantes campesinos de Chuquisaca también manifestaron su descontento. “Las cosas se arreglan en Bolivia y entre nosotros, no desde otro país”, dijo el ex dirigente de la Federación Única de Trabajadores de Pueblos Originarios de Chuquisaca, Román Barrón.

También descartó su asistencia en la reunión en Buenos Aires la Federación de Maestros Rurales, los legisladores del “ala oprimida” del MAS.

La fecha de los comicios bolivianos deberá anunciarse en los próximos días, después de que la presidenta interina Jeanine Áñez promulgara ayer una ley que amplia de dos días a diez el plazo para que el Tribunal Supremo Electoral anuncie la convocatoria. Una vez que el tribunal electoral anuncie la convocatoria a las urnas, los comicios pueden celebrarse en un plazo de hasta 120 días.




Comentarios