En el marco de su asunción, el discurso de Alberto Fernández como nuevo presidente en el Congreso tuvo un momento emotivo. Es que al recordar a sus padres, al exprocurador Esteban Righi y al expresidente Néstor Kirchner no pudo contener las lágrimas.

"Quiero recordar a mi padre y a mi madre que me marcaron con su ejemplo la senda de la decencia y el esfuerzo", empezó Fernández.

Y continuó: "Quiero recordar a Esteban Righi quien me inculcó como nadie los mejores valores del Estado de derecho. Y quiero recordar a Néstor Kirchner, quien en el 2003 me permitió participar de la maravillosa aventura de sacar a la Argentina de la postración".

A su vez, también le agradeció a sus compañeros del espacio político del Frente de Todos.

Esteban Righi murió el 5 de marzo de este año a la madrugada en Buenos Aires a los 80 años. Fue ministro del Interior del gobierno de Héctor Cámpora y procurador general de la Nación en los primeros años de la gestión kirchnerista.

Por su parte, Néstor Kirchner falleció a los 60 años el 27 de octubre de 2010. El exgobernador de Santa Cruz se encontraba en su residencia de El Calafate y sufrió un paro cardíaco del que no pudieron reanimarlo.