El expresidente boliviano está asilado en México pero no descarta la posibilidad de radicarse en el país junto a sus hijos.


Evo Morales renunció a la presidencia de Bolivia en un tenso clima político y está asilado en México, donde agradeció al presidente electo argentino Alberto Fernández por “salvarle la vida” al gestionar su salida de Bolivia y dijo que no descarta radicarse en Argentina.

“Todavía no lo decidimos, pero veremos. Agradezco por la invitación y mi respeto por el hermano Fernández. El día lunes 11 no se cuántas llamadas tuvo que hacer para salvarme la vida“, dijo el exmandatario en una entrevista con TN.

Evo Morales y Alvaro Garcia Linera en México (Foto: PEDRO PARDO/AFP)

Morales expresó que en México lo tratan “casi mejor que en casa”, pero no descartó la posibilidad de radicarse en Argentina, donde están viviendo sus hijos desde hace algunas semanas.

No está definido pero claro que Argentina estaría más cerca de Bolivia“, manifestó.

Además, al ser consultado sobre su posible presencia en la asunción de Fernández el 10 de diciembre dijo que es “un gran deseo”, pero que todavía no estpa decidido y debe ver “cómo llegar”.




Comentarios